Aunque el centro académico comenzó a operar a finales de enero solo con los menores que se mantienen albergados en el hogar junto a sus mamás, a partir de marzo se integran los hijos de las participantes de los programas ambulatorios y de vivienda transitoria. (Teresa Canino Rivera)

Desde que asumió la dirección del Hogar Ruth, Lisdel Flores anheló habilitar un centro de cuidado infantil para niños y niñas sobrevivientes de violencia de género, que diera un respiro a sus mamás y les permitiera reconstruir sus vidas.

💬Ver comentarios