Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En Puerto Rico, según el informe “La persistencia de la indolencia: feminicidios en Puerto Rico 2014-2018”, presentado por la organización Kilómetro 0, ocurre un feminicidio cada siete días.
En Puerto Rico, según el informe “La persistencia de la indolencia: feminicidios en Puerto Rico 2014-2018”, presentado por la organización Kilómetro 0, ocurre un feminicidio cada siete días. (Vanessa Serra Díaz)

Para una víctima de violencia de género, decidir presentar una orden de protección en contra de la parte agresora puede ser difícil. Se trata del documento que, además de recoger las denuncias, implicará -con mucha probabilidad- el primer paso hacia una nueva vida.

En busca de facilitar el proceso para esa sobreviviente, la Rama Judicial y la organización Ayuda Legal Puerto Rico presentaron hoy, martes, un formulario interactivo actualizado para solicitar órdenes de protección a través del cual buscan, además, evitar que la víctima desista de iniciar un proceso contra su agresor.

“La educación, el uso de la tecnología y la colaboración con otras entidades son estrategias efectivas y necesarias para erradicar la violencia de género”, señaló la jueza presidenta del Tribunal Supremo, Maite D. Oronoz Rodríguez, durante la presentación de la herramienta legal en la Casa Dominicana en Santurce.

La iniciativa es el resultado de un acuerdo con Ayuda Legal Puerto Rico a través del cual la organización está haciendo este y otros documentos más accesibles a la ciudadanía.

 “El propósito es que provea una apertura mayor a que las víctimas de violencia doméstica puedan ir a un tribunal y solicitar una orden de protección... hacerlo lo más sencillo posible, hacerlo intuitivo”, dijo Oronoz.

En Puerto Rico, según el informe “La persistencia de la indolencia: feminicidios en Puerto Rico 2014-2018”, presentado por la organización Kilómetro 0, ocurre un feminicidio cada siete días, reveló Mari Mari Narváez, directora del organismo.

Esta cifra se traduce en tres feminicidios por cada 100,000 habitantes, añadió Narváez. No obstante, esa tasa se dispara exponencialmente entre el sector de mujeres entre los 15 y 18 años que se eleva a 19.

Para mí es impensable que en Puerto Rico muera una mujer cada siete días... nuestra meta tiene que ser que en los próximos años actuemos al unísono. Esto no es un problema únicamente de la Policía de Puerto Rico, del Ejecutivo o de los triunales...esto es un problema de país y tenemos que atajarlo unidos en una estrategia”, puntualizó Oronoz.

En favor de la víctima

Al diseño del formulario, explicó la licenciada Ariadna Godreau Aubert, directora ejecutiva de Ayuda Legal, se le incluyeron una serie de cambios y elementos que facilitan que sea completado más ágilmente.

“No estamos hablando de un papel. No estamos hablando solamente de una orden de protección sino de un espacio donde, lamentablemente, estamos educando a las mujeres, a las personas desproporcionalmente afectadas por la violencia de género a prevenir”, señaló Godreau Aubert.

El documento, aunque ya existía, se le incluyeron datos específicos de la ley, así como de las alegaciones de violencia que debe detallar la víctima a través de un lenguaje sencillo de “acompañamiento”.

“En la medida en que se llena el formulario interactivo le va haciendo preguntas, muchas de las cuales fueron sugeridas y revisadas por las intercesoras legales”, expuso la licenciada Noeli Pérez de la Torre, abogada comunitaria de Ayuda Legal Puerto Rico.

Igualmente, se formulan preguntas acompañadas de elementos educativos sobre cuáles son las manifestaciones de violencia que están definidas y tipificadas en la Ley 54. Se tocan, además, aspectos técnicos como, por ejemplo, la necesidad de establecer un patrón a la hora de denunciar violencia emocional.

“Tener ese conocimiento a la hora de llenar la parte del formulario es clave y es importante. Hay cosas que esa persona no tiene porqué saberlas y más si está pasando por una situación de crisis”, expresó Pérez de la Torre.

La licenciada destacó también que los cambios ayudarán a reducir el tiempo de espera en el tribunal y permitirá que la persona sobreviviente tenga la opción de completar el formulario en las oficinas de la entidad sin fines de lucro que le ofrece el servicio de intercesoría legal, o desde cualquier lugar por medio de una computadora o celular.

Como medida para garantizar la seguridad de la parte denunciante el sistema no guarda información al menos que la peticionaria así lo apruebe. “El proceso no debe ser un obstáculo sino un espacio de acompañamiento para la sobreviviente”, puntualizó Godreau Aubert.

Desde ayer, el formulario está disponible en la página ayudalegalpr.org y el portal de la Rama Judicial www.ramajudicial.pr.