Así se forman los temblores de tierra.

La Red Sísmica de Puerto Rico (RSPR) ajustó esta mañana a 4.9 la magnitud del temblor que se registró a las 9:54 de la mañana de hoy, viernes, al suroeste y que fue sentido desde varios puntos alrededor de la isla.

El movimiento de tierra no generó ningún aviso, advertencia o vigilancia de tsunami.

Más temprano el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés) reportó una magnitud preliminar de 5.1.

El epicentro del sismo se localizó en la zona de La Parguera, en Lajas, con una profundidad de 6 kilómetros y a 8.79 kilómetros al sur-sureste de Lajas, donde la intensidad fue de VI.

Sample HTML block

Usuarios a través de las redes sociales de El Nuevo Día reportaron haber sentido el sismo desde pueblos como Bayamón, Guaynabo, Aguada, Hatillo, Vega Baja, Arecibo, Cabo Rojo, Río Grande, Cataño, San Juan, Barranquitas, Carolina, entre otros.

¿Lo sentiste? Déjanos saber en la sección de comentarios al final de esta historia.

En Lajas, una residencia colapsó, aunque el alcalde Marcos "Turín" Irizarry indicó que ya había sido desalojada debido a los daños que presentaba por los constantes sismos en la zona suroeste de la isla.

"Fue fuerte el evento. Al momento, una casa colapsó y ya había sido afectada por otros eventos. Está ubicada en el sector Magüayo. La casa ya se había desalojado porque se había afectado severamente y, aunque tuvo resistencia en aquel momento, en esta ocasión colapsó", apuntó el alcalde en entrevista telefónica.

Tras conocer lo que ocurrió, la gobernadora Wanda Vázquez Garced puso a disposición de los municipios los recursos del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD).

“Ante el sismo de esta mañana y el colapso de una casa en Lajas conversé con el alcalde, Marcos Irizarry, quien nos informó que la casa esta deshabitada. Me reitero a su disposición, al igual que nos mantenemos activos y vigilantes junto al equipo del NMEAD”, tuiteó la mandataria.

Por su parte, el ejecutivo municipal de Guánica, Santos Seda, mencionó que la revisión preliminar de la Oficina de Manejo de Emergencia concluyó que no hubo daños estructurales a consecuencia del sismo.

"Estructuralmente estamos en las mismas, no ha habido algún cambio. Siempre que ocurre algo así como de 4.5 a 4 revive las emociones de todos nosotros, pero estamos bien", expresó en entrevista telefónica.

"Ahora estamos verificando con las unidades de Manejo de Emergencias que todos esté bajo control y que no haya ningún problema", añadió el funcionario.

El pasado lunes, Seda notificó que cerró el coliseo Mariano “Tito” Rodríguez, principal edificio municipal de refugio en Guánica, debido a los daños que ha sufrido por los temblores.

Mientras, la alcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez, exhortó a la ciudadanía a mantener la calma.

"No se reportaron daños en nuestro municipio, se están haciendo las labores de inspección que corresponden", informó en una publicación en Facebook.

No obstante, un ciudadano, quien contó que iba caminando a las afueras de la Pontificia Universidad Católica, en Ponce, cuando pasó el temblor, compartió a El Nuevo Día una foto de un poste que se rompió cerca de él durante el movimiento de tierra.

Meses de temblores

Estos temblores son los más recientes de una serie de movimientos telúricos que comenzaron en diciembre de 2019 y que han afectado, principalmente a los municipios de las zonas sur y suroeste.

La secuencia comenzó el 28 de diciembre de 2019 con un sismo de magnitud 4.7 y otro de magnitud 5.0 al día siguiente.

Mientras, el 6 de enero se registró un temblor de magnitud 5.8, seguido por un movimiento telúrico de magnitud 6.4 en la mañana del 7 de enero.

Los temblores han causado daños estimados en $8,300 millones, según el primer estimado presentado por la gobernadora Wanda Vázquez Garced al gobierno federal.