Un doctor sostiene una prueba de coronavirus. (ELNUEVODIA.COM)

Los laboratorios de la isla ahora podrán hacer pruebas de antígenos y pruebas moleculares rápidas de COVID-19 sin que se necesite una orden médica, confirmó este jueves el presidente de la Asociación de Laboratorios Clínicos (ALC), Juan Rexach, luego de que el Departamento de Salud aprobó la Orden Administrativa Núm. 467 a estos fines.

De acuerdo con Rexach, estos exámenes son diagnósticas y pueden tener los resultados en menos de una hora, pero su disponibilidad en Puerto Rico todavía es baja. En la isla hay un total de cinco tipos de pruebas para detectar el COVID-19, siendo la molecular la de mayor precisión.

Pruebas de COVID-19 disponibles en Puerto Rico:

  • Prueba molecular
  • Prueba molecular rápida
  • Prueba serológica
  • Prueba serológica rápida
  • Prueba de antígenos

“La molecular lo que busca es el DNA del virus, la de antígenos busca lo que es la capa de proteínas que vive alrededor del virus y tenemos también las pruebas de anticuerpos que lo que buscan es la reacción del cuerpo. Las pruebas moleculares rápidas siguen siendo pruebas que lo que buscan el código genético del virus, pero la metodología que utilizan no es un PCR tan extenso como es el PCR tradicional", precisó Rexach a El Nuevo Día.

Indicó que tanto la prueba de antígenos como la prueba molecular rápida pueden tener resultados de 10 a 15 minutos, pero resaltó que hay un tipo de prueba molecular rápida que podría tardar hasta 45 minutos en tener los resultados. Aunque son rápidas, Rexach explicó que sí son diagnósticas porque “son pruebas que encuentran el virus"

“Como dijimos desde un principio, las tecnologías van a ir cambiando y cada semana siguen apareciendo cosas nuevas", indicó al resaltar que realizar pruebas moleculares no es la norma en Puerto Rico debido a lo costosas que son. Señaló que, por ejemplo, la prueba de la influenza es una de antígenos.

La orden del Departamento de Salud entró en vigor el 19 de octubre y se extiende hasta que dure el estado de emergencia por la pandemia, por lo que los pacientes que tengan la necesidad de realizarse una prueba de COVID-19 pueden accederla desde ya sin necesidad de una orden médica. No obstante, Rexach recomendó a los ciudadanos que primero se comuniquen con su laboratorio de preferencia, ya que la disponibilidad de las pruebas de antígenos y las pruebas moleculares rápidas todavía son limitadas.

“La disponibilidad de ellas por ahora está bajita y no todos los laboratorios la tienen. Los suplidores ya llegaron con ellas y estaban ofreciéndolas. El ofrecimiento de estas pruebas (de antígenos) se estaba aguantando por el tema de los planes médicos", reconoció a la vez que recordó que su entidad presentó varias querellas ante Salud porque algunos seguros médicos no estaban pagando las pruebas a los laboratorios.

Rexach detalló que ahora es que los planes médicos están incluyendo estas pruebas dentro de sus condificaciones. “Si un paciente viene con orden médica y el paciente viene a hacerse estos días la prueba, si el plan médico no la tiene condificada, pues la realidad es que el laboratorio no puede tomar esa orden por el plan médico, tendría que ser a través de un costo privado porque no todos los planes la tienen dentro de su tarifario", detalló.

Cuestionado sobre cuál es el costo de, por ejemplo, las pruebas de antígenos, Rexach dijo que no tenía un número específico, pero que podría rondar los $60.

El Departamento de Salud también comenzó a apostar a la realización de pruebas de antígenos y cuenta con sobre 120,000 para administarlas en diferentes municipios. La intención de la agencia es detectar pacientes asintomáticos. El próximo evento de pruebas masivas de antígenos será mañana, viernes, el coliseo Raymond Dalmau, en Quebradillas.