Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Los maestros se ausentarán en las escuelas públicas del país. (GFR Media)
Los maestros se ausentarán en las escuelas públicas del país. (GFR Media)

El Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública, organismo que agrupa a los educadores del sistema de enseñanza, convocó hoy al pueblo a unirse al paro nacional a celebrarse este próximo 19 de marzo en repudio a la reforma educativa. 

Ese día se espera que el Senado atienda el proyecto de administración que fue aprobado este martes por la Cámara de Representantes en medio de un fuerte repudio por parte de maestros y líderes obreros que los representan. 

El llamado se hizo extensivo a otros sectores del país, como los empleados públicos retirados, cuyas pensiones también están en peligro ante amenazas de recortes debido a las medidas de austeridad que incluyen el plan fiscal del Gobierno, advirtieron. 

"Este lunes los maestros y maestras detendremos labores en nuestras escuelas", enfatizó Eva Alaya, presidenta del grupo Educamos, durante la conferencia de prensa, frente al Departamento de Educación, hasta donde movilizaron miembros de la Policía de Puerto Rico. 

La convocatoria es para las 10:00 de la mañana en el parque Luis Muñoz Marín, desde donde saldrán hasta el Capitolio. "Le llevamos un mensaje claro para que desistan de implantar una falsa reforma educativa que tiene el rechazo de los educadores", expresó Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros (FMPR).

Tras conocer el anuncio del paro, la secretaria de Educación, Julia Keleher, indicó que confía en el compromiso de los maestros.

“Estoy convencida de que los excelentes maestros y maestras de nuestras escuelas sabrán anteponer el bienestar de los estudiantes y respetar su tiempo lectivo, tan afectado tras el paso de los huracanes que nos azotaron. Cada minuto en el salón de clases es oro para ellos, quienes merecen ser la prioridad, por encima de cualquier interés de un adulto”, señaló en un comunicado de prensa.

Martínez advirtió, además,  que la lucha no termina el lunes ni con la marcha que convocaron para el sábado 24 de marzo. "Si se aprueba, esto va a continuar hasta que se derogue", enfatizó la maestra al hacer un llamado a los maestros a no desanimarse.

El grupo denunció que para la implantación de la reforma educativa, que incluye el modelo de escuelas chárter y los vales educativos, el Departamento de Educación cerrará cientos de escuelas, trasladará a maestros con permanencias,  reducirá la oferta académica, promoverá el hacinamiento de estudiantes y despedirá 7,000 maestros transitorios. 

"Llegó el momento de que los maestros y maestras nos hagamos sentir. Para el gobierno los intereses de las empresas privatizadoras son primero que nuestros niños y nuestros maestros. Solo una acción contundente le permitirá reconsiderar su intransigencia", sostuvo Ayala. 

La educadora expresó que ya hay rumores de que no le permitirán ingresar a las gradas del Senado el lunes. Al respecto, dijo que su intención será entrar a las gradas para ver la sesión, independientemente ello represente consecuencias mayores.

"El llamado aquí es claro. Todos tenemos que luchar, trascender de las cuestiones gremiales, porque es una lucha de un país que va a quedar en la indigencia sino lucha", señaló Martínez al hacer extensivo el llamado de participación a la Asociación de Maestros, representante exclusivo de los educadores públicos.