Desde que se usa la plataforma FastPUA, personal del Departamento del Trabajo ha notado una baja en las solicitudes. (Captura)

El Departamento del Trabajo estima que más de 1,000 menores aparecen como solicitantes de forma ilegal del beneficio del programa de Asistencia de Desempleo Pandémico (PUA, por sus siglas en inglés).

Así lo indicó el secretario del Trabajo, Carlos Rivera Santiago, en entrevista con El Nuevo Día. El PUA es un beneficio que no está disponible para menores de edad.

“Estamos hablando de que son miles. Son más de 1,000 casos, fácilmente”, sostuvo Rivera Santiago.

Al hablar en relación a la cantidad de pesquisas en curso de distintos esquemas de fraude al PUA, Rivera Santiago afirmó que “deben sobrepasar de mil” las solicitudes de menores “que también se han detectado”.

Estos casos forman parte de los cerca de 100,000 que la secretaria de Justicia, Inés Carrau, estima que podrían existir en total sobre fraudes al PUA en Puerto Rico.

Desde hace varias semanas, la información de los casos de menores fue entregada al Departamento de Justicia, informó Rivera Santiago.

Por su parte, Carrau advirtió que no podía entrar en detalles porque “la información de los menores de edad es confidencial”, pero confirmó que “las querellas las están atendiendo los procuradores de menores y todavía están en investigación”.

Cuando se le preguntó si han sometido en los tribunales algún caso contra un menor por fraude al PUA, Carrau contestó que “todavía no”.

“Esperamos tener algún resultado ya pronto, especialmente con aquellos grupos de algunas instituciones que, con información falsa, pudieron hacerse pasar por adultos, para recibir los beneficios”, dijo Carrau a El Nuevo Día.

“Siendo menores no podían participar de estos beneficios”, agregó.

Esquemas de fraude contra el PUA ya identificados

1- Mentir con información falsa

2- Omitir información real. "Hacer la solicitud no es ilegal, porque yo, secretario del Trabajo puedo solicitar, digamos, asistencia del PAN, pero cuando informe el trabajo que tengo, me lo van a negar. El delito está en dar información falsa para que me aprueben la asistencia.

3- Robo de identidad completa (nombre y demás)

4- Uso del Seguro Social de otra persona

5- Uso de menores para someter solicitudes - supuestamente se usaron direcciones falsas

6- Solicitudes a nombre de confinados

Ya hay precedentes

Aunque Carrau no detalló, desde julio ha trascendido públicamente que algunos de los casos bajo investigación corresponden a grupos de menores ligados a reconocidas instituciones académicas privadas.

Por su parte, el secretario del Trabajo destacó que, de forma preliminar, han observado solicitudes del PUA sometidas por menores que pertenecen a un núcleo familiar o grupo de conocidos.

“En el sistema se verifican tanto las direcciones y Seguro Social. A veces son hasta grupos o familias enteros. Todo eso se detecta, según se va organizando”, comentó Rivera Santiago.

Abundó que las investigaciones toman en consideración si algún adulto participó del esquema y de qué forma.

“Eso es lo que hay que verificar porque puede haber casos en los que tengan la ayuda de un adulto, a la hora de cambiar un cheque o si van a depositar en una cuenta. Esas son situaciones que involucran a un adulto”, dijo Rivera Santiago. “Así que todos esos ángulos se investigan”.

“En la solicitud, la persona somete por Internet una documentación bajo juramento de que esa información es correcta”, afirmó. “Se le apercibe que si da información falsa, incorrecta o si omite información para adquirir ese beneficio, se está exponiendo a sanciones civiles o criminales”.