Wanda Vázquez Garced. (El Nuevo Día)

La gobernadora Wanda Vázquez Garced impuso hoy medidas más restrictivas para contener la propagación del COVID-19, entre ellas, un “lockdown” de 24 horas los días domingos hasta el 11 de septiembre.

“Ante el repunte de casos por el descuido de varias personas, estableceremos medidas más estrictas. Tenemos que ajustarnos a vivir con una nueva normalidad, y mi prioridad es velar por la salud de nuestro pueblo. (La orden) 2020-062 dispone que estará vigente por 21 días”, afirmó la mandataria al introducir los cambios contenidos en la nueva Orden Ejecutiva 2020-062.

A continuación, los puntos clave de la nueva orden, según la primera ejecutiva:

- La nueva orden entrará en vigor este sábado, 22 de agosto, hasta el viernes, 11 de septiembre.

- Se mantiene el toque de queda de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.

-Se establecerá un lockdown de 24 horas los domingos. ”Todos permanecerán en sus hogares, y solo podrán salir a supermercados, farmacias, citas médicas u otros servicios certificados como esenciales. Los domingos permanece prohibido la venta y consumo de bebidas alcohólicas. Los servicios de gobierno continuarán hasta el momento, con trabajo en remoto”, indicó Vázquez.

- Se impondrán multas de $100 y $500 a personas y entidades jurídicas, respectivamente, que no cumplan con el mandato del uso de mascarillas. “He solicitado a la Policía de Carolina y San Juan a someter planes para llevar a cabo intervenciones en violación a la orden ejecutiva... Las personas o turistas que reaccionen de una manera no adecuada ante las órdenes de la Policía serán llevados antes un juez para someter cargos”, sentenció.

- El transporte colectivo quedará suspendido durante la vigencia de esta orden.

- Playas, balnearios y cuerpos de agua no estarán abiertos para bañistas y balnearios permanecerán cerrados los domingos. Solo se permitirán corredores, caminantes, deportistas de vela y buceo.

- Las clases presenciales en escuelas públicas y privadas no comenzarán hasta que se muestre una disminución en los casos confirmados de COVID-19.

- Las iglesias podrán llevar a cabo cultos y servicios religiosos todos los días “por disposición constitucional”, según la gobernadora. “Recomendamos la celebración de cualquier evento religioso durante los siete días de la semana dentro de los horarios permitidos. Recomendamos encarecidamente que no excedan la ocupación máxima del 25%”, sostuvo Vázquez.

- Los salones comedores de los restaurantes podrán permanecer abiertos de lunes a sábado, siempre y cuando la ocupación máxima sea de 25%. Los comercios deberán garantizar el distanciamiento mínimo de seis a nueve pies. “Si el espacio no permite cumplir con el distanciamiento, el establecimiento tendrá que reducir su capacidad para cumplir con las distancias entre personas”, dijo la mandataria.

- Será obligación de cada patrono comunicar inmediatamente cada caso sospechoso o confirmado de COVID-19.

- Si un lugar tiene un servicio de delivery o carry-out, el comercio debe garantizar que no haya filas o personas esperando. “De lo contrario su negocio se cerrará por un mínimo de 30 días. La aglomeración de personas en estacionamientos públicos quedan prohibidas, y es responsabilidad del dueño de hacer cumplir con esta orden. De lo contrario, se cerrará el negocio”.

- Se prohíbe el consumo de alcohol en estacionamientos, terrenos o zonas aledañas a comercios. De permitir esta actividad, los dueños de comercios se exponen a la suspensión de sus licencias.

- Permanecerán cerrados los bares, chinchorros, sport bars y cualquier establecimiento dedicado a la venta de bebidas alcohólicas durante la vigencia de esta orden.

- Casinos, gimnasios, salas de eventos y conciertos, cines, teatros y salones de juego deberán permanecer cerrados.

- Se mantiene la restricción sobre la venta de bebidas alcohólicas después de las 7:00 p.m. Asimismo, quedará vigente la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas los domingos.

- Los centros comerciales de formato abierto podrán continuar operando de lunes a sábado con un máximo de ocupación equivalente al 25%. En cuanto a los centros comerciales de formato cerrado, se limitará a razón de una persona por cada 100 pies cuadrados. La medida deberá ser implementada por la administración de cada centro comercial. De no cumplir, se arriesgan a que sea cerrado por 30 días. Cada centro comercial tiene que identificar entradas y salidas para sus empleados, clientes y suplidores, siempre velando por la seguridad de todos.

- Bancos e instituciones financieras pueden abrir para llevar a cabo servicios de depósito, retiros y pagos. Los cierres de préstamos serán solo por cita previa y un cliente a la vez, y deben garantizar distanciamiento social, uso de mascarillas y desinfección de las oficinas.

- Ferreterías podrán continuar operando de lunes a domingo mediante cita previa y órdenes telefónicas. Deberán desarrollar un sistema para que los clientes esperen en sus vehículos por las ordenes o servicios por los que pagaron.

- Centros de cuido de niños podrán continuar operando.

- Las funerarias deberán asegurarse de no exceder la capacidad del 25 por ciento, el transporte colectivo queda suspendido y solo operará el servicio de Llame y Viaje.

- Plomeros, electricistas, exterminadores y otros servicios esenciales prestados a nivel invididual o comercial podrán trabajar siempre que tengan una mascarilla en todo momento.

“A principios de julio estábamos a un nivel de transmisión comunitaria de 1.5, lo que significa que una persona podía infectar hasta tres personas. El nivel de transmisión comunitaria comenzó a subir nuevamente en agosto, así que tenemos que hacer un esfuerzo adicional para poder bajar el número de casos diarios a por debajo de uno en el nivel de transmisión comunitaria”, sostuvo el doctor Miguel Valencia, director del Sistema de Vigilancia del Departamento de Salud, al inicio del programa especial que se transmite a través de WIPR.

Por su parte, el doctor José Rodríguez Orengo, director del Fideicomiso de Salud Pública, puntualizó que aunque el 80% de los que están contagiados tienen menos de 60 años, el 75% de las muertes por el coronavirus ocurren en adultos mayores. “Así que tenemos una pandemia contagiando a los jóvenes que cuando visitan a sus padres, abuelos o tíos, los contagian y ahí es donde tenemos las muertes”, dijo.

Según Rodríguez Orengo, de no haber cambios, los casos podrían ser más de 17,000 al 29 de agosto, en el peor de los casos.

“De no hacer nada diferente, estaríamos viendo un cambio muy importante en los casos confirmados, a razón de sobre 3,000. Para el 8 de agosto tenemos poco más de 10,000 casos, pero al día de hoy tenemos sobre 12,000, y para el 29 tendríamos poco más de 15,000 casos. En el peor de los casos, podrían ser más de 17,000 de no hacer nada”, afirmó.

Puerto Rico suma hoy 12,452 casos positivos confirmados, 5,482 casos positivos probables y 356 muertes.