El CIEM también cuenta con un enorme equipo de resonancia magnética de tres teslas, el de mayor poder y más moderno que existe en la isla y que permite avanzar en innovadoras investigaciones cerebrales para estudiar a pacientes con Alzheimer o en la pelvis de mujeres con fibromas. (Archivo)
El rector interino señaló que la institución, al evidenciar cumplimiento con Middle States, reafirmó su compromiso con su misión académica y con su misión de brindar servicios de salud.

Tras asegurar la acreditación de la Middle States Commission on Higher Education, el recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) ahora se enfoca en fortalecer sus programas de residencia y manejar de forma efectiva su presupuesto, tanto para mantener sus acreditaciones como para otorgar compensaciones justas a su personal.

El rector interino Carlos Ortiz Reyes señaló que en diciembre tendrá una reunión con personal del Consejo Acreditador de Educación Médica Graduada (ACGME, por sus siglas en inglés) para dialogar sobre los planes para crear, en el 2024, un nuevo programa de entrenamiento en Neurocirugía.

“Se trabajó bien duro, todos estos días, todas las pasadas semanas, y estamos viendo el fruto (con la determinación de Middle States)”, expresó el rector interino. “Pero todavía tenemos cosas bien importantes que atender. Se cerró hace poco el programa de residencia de Neurocirugía. Para mía esa es una prioridad, rescatar el programa, con la importancia que tiene para el país que tengamos los neurocirujanos que necesitamos”, añadió.

La agencia acreditadora informó el lunes que Ciencias Médicas está en cumplimiento con todos los estándares y requisitos de acreditación, por lo cual removió la advertencia que pesaba desde inicios de año contra la institución académica.

Le tomó menos de ocho meses a Ciencias Médicas demostrar cumplimiento, destacó Ortiz Reyes.

El rector interino atribuyó el resultado al trabajo que se realizó para garantizar que la institución cuente con los recursos que requiere para cumplir con su misión, según exige el Estándar VI de Middle States. Sostuvo que el recinto recibió, para este año fiscal, $18.6 millones adicionales en su presupuesto, fondos que habían sido recortados previamente. En total, Ciencias Médicas tiene este año fiscal un presupuesto ascendente a $123 millones.

Los fondos serán recurrentes, aseguró.

“Precisamente, eso es parte del compromiso que validó el que la agencia nos diera la reafirmación de la acreditación que tenemos. Dentro de los documentos que se sometieron a la agencia, tenemos no solamente un compromiso del presidente de la Universidad y su director de Finanzas de que el presupuesto de recinto no se volverá a tocar, que será recurrente (la asignación adicional), sino que hay una comunicación a la agencia acreditadora del gobernador. El primer día de la visita (de un equipo de Middle States al recinto en septiembre), el primer comentario que me hace el evaluador fue que acababa de recibir comunicación del señor gobernador (Pedro Pierluisi), que yo no había visto. Me la leyó y me sentí satisfecho con el compromiso que hicieron”, relató.

Ortiz Reyes celebró la reafirmación de la acreditación, al expresar que “a Ciencias Médicas le hacían falta buenas noticias”. En los últimos años, el recinto ha enfrentado múltiples problemas y controversias, muchas atadas a líos administrativos y sus recortes presupuestarios. Entre 2020 y 2022, han sido nombrados cinco rectores en propiedad o interinos. Además del cierre del programa de Neurocirugía, el rector interino indicó que también se perdió la acreditación del Comité Conjunto de Revisión sobre Educación en Tecnología Radiológica (JRCERT, por las siglas en inglés) al grado asociado de Tecnología Radiológica debido a incumplimiento con los niveles de aprobación de la reválida y el nivel de ubicación de egresado en empleos relacionados a su área de estudio.

“Cuando advine en esta responsabilidad (como rector interino), estábamos bien casados de las malas noticias. El ánimo, se sentía el malestar en las personas con las cosas que habían pasado”, relató. “El ambiente que yo siento ahora es un ambiente bien bueno. Recibo mensajes todos los días felicitándome u diciéndome que se respira paz en nuestra institución. La gente está contenta con el hecho de que el equipo (administrativo) que está, el equipo de ahora, es gente de aquí, son personas del recinto que llevan años trabajando en la institución que nunca se les había dado la oportunidad de ocupar cargos mayores. No hemos recurrido a traer personas externas, todos los decanos, todos son personas de aquí”, agregó.

Como parte de los requerimientos de Middle States, Ciencias Médicas deberá entregar en o antes del 5 de julio de 2023 un informe que evidencie que continúa en cumplimiento con los estándares y requisitos de afiliación. De todo estar en orden a futuro, la próxima evaluación será en el año académico 2028-2029.

Eliminar la incertidumbre que pesaba sobre el recinto por la acreditación institucional permitirá al personal enfocarse en otros temas, como el apoyo a los demás recintos para aumentar la admisión de estudiantes al sistema universitario, destacó el rector interino. Asimismo, indicó que impulsará ajustes salariales para el personal de Ciencias Médicas, especialmente el que labora en el Hospital de Trauma del Centro Médico de Río Piedras.

Ortiz Reyes, no obstante, recalcó que ocupa el puesto de rector de forma interina, por lo cual sus acciones estarán enfocadas en estabilizar las operaciones y crear un período de transición adecuado para el próximo rector o rectora en propiedad. Hay tres candidatos que aspiran al cargo: la expresidenta interina de la UPR Mayra Olavarría Cruz, la exrectora de Ciencias Médicas Ilka Ríos Reyes y el exdecano de Asuntos Académicos José Hawayek.

“Son 36 años (de trayectoria profesional). Uno no veía estas cosas en el panorama. Me siento bien satisfecho con lo que se ha hecho. La institución siempre me va a tener, me formé en esta institución, este ha sido mi único patrono a lo largo de mi vida profesional y me siento comprometido (con el recinto). Es tiempo de dejar a otros el camino. Pero, estaré disponible para lo que me necesite la institución”, sostuvo, al explicar por qué no aspira a ocupar el cargo en propiedad. Indicó que prevé que el presidente de la UPR, Luis A. Ferrao Delgado, designe al próximo rector o rectora a inicios del próximo año.

💬Ver comentarios