Un doctor toma una muestra vía nasal para realizar una prueba de COVID-19.
Se ha notado un aumento de personas haciéndose la prueba para el diagnóstico de COVID-19, particularmente la prueba de antígeno. (The Associated Press)

Tal como ocurrió entre marzo y mayo por el repunte de casos de COVID-19, en la última semana se ha notado un aumento de personas realizándose la prueba de laboratorio para identificar o descartar un diagnóstico de este virus.

Y, con la cercanía del fin de semana largo del 25 de julio por el Día de la Constitución, impera la preocupación de que se multipliquen aún más los contagios, tal como ha ocurrido en el pasado tras otros días feriados.

“Estamos haciendo como 8% a 10% más pruebas, como unas 3,300 a 3,500 a la semana, aunque no como en mayo, que estábamos haciendo de 10,000 a 11,000”, sostuvo la licenciada Ilia Toledo, presidenta del Laboratorio Clínico Toledo, en Arecibo, quien advirtió que la demanda de pruebas ha estado acompañada de un aumento en positividad a COVID-19.

Según Toledo, están saliendo casos positivos en personas de todas las edades, aunque principalmente entre los 20 y 35 años. Además, advirtió que han salido casos positivos en personas que han recibido las dos dosis de la vacuna y se consideran “completamente vacunadas” pues ya han transcurrido varias semanas después de la última dosis.

“La gente (que aún no lo ha hecho) tiene que vacunarse. La vacuna no evita (el contagio), pero sí (protege) de complicaciones”, dijo Toledo.

Además, recordó que la variante Delta ya está circulando por el país, lo que anticipa más contagios y potenciales complicaciones por el virus.

La tasa de positividad del virus en la isla estaba este lunes en 4.9%, con 4.3% en casos únicos o pruebas positivas de una sola persona. Según el análisis realizado diariamente por el doctor Rafael Irizarry, catedrático de la Universidad de Harvard, de 18,759 muestras procesadas este lunes, 914 arrojaron positivo y 17,845 negativo.

Un análisis de los casos positivos, por municipio, mientras tanto, destaca que el municipio con más casos detectados este lunes fue San Juan, seguido de Bayamón.

“Entiendo que la ciudadanía está preocupada por estas nuevas variantes (del virus)”, comentó la licenciada Alba Rivera, expresidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos.

En el área sur, dijo, ha habido más demanda de pruebas de antígeno para la detección del virus.

“La prueba (diagnóstica) molecular se hace más bien si la persona se va a someter a algún tipo de procedimiento o si se la piden por algo (en particular), generalmente con 72 horas de anticipación. La de antígeno lo que pasa es que el resultado sale el mismo día”, dijo.

Rivera recordó que muchos casos de COVID-19 son asintomáticos, por lo cual urgió a la ciudadanía a continuar con las medidas de prevención, incluyendo el uso de mascarillas, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos.

“Se acerca un fin de semana largo y le pedimos a la ciudadanía que siga los protocolos de seguridad para poder tener una apertura de clases en agosto. Este fin de semana se nos va la vida si la gente no coopera, porque lo que estamos viendo ahora son las consecuencias del 4 de julio”, dijo Rivera.

La licenciada Laura Trujillo, actual presidenta de la Asociación de Laboratorios Clínicos, coincidió en que tras el fin de semana del 4 de julio se ha notado un repunte de casos. Advirtió, además, que muchas personas se realizan pruebas del virus tras regresar de viaje.

Trujillo resaltó, también, que se han estado realizando más pruebas de antígeno, especialmente en menores de dos a cuatro años.

“Es preocupante por el regreso a las escuelas (programado para agosto)”, dijo.

Mientras tanto, Trujillo comentó que los síntomas asociados al COVID-19 siguen siendo cansancio, dolor de cabeza y garganta, congestión nasal y tos, cuadro que, según dijo, podría confundirse con un catarrón común o alergia.

Sin embargo, advirtió que con la variante Delta se ha observado que los primeros tres días después de la aparición de síntomas es cuando se debe realizar la prueba de laboratorio. Esto pues, según explicó, para el cuarto y quinto día la infección se aloja en el pulmón, por lo cual la prueba del virus podría arrojar un falso negativo.

“(Si la persona está vacunada) son síntomas (generalmente) bastante tenues, pero es importante que se hagan la prueba (si tienen síntomas), especialmente niños no vacunados”, dijo.

Trujillo recordó que actualmente hay un pico de contagios a nivel mundial, por lo cual urgió a no bajar la guardia, ya que la pandemia de COVID-19 aún no se ha acabado.

💬Ver comentarios