Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El gobernador recordó que, durante los primeros días después del huracán, el Registro Demográfico no estuvo en funciones.
El gobernador recordó que, durante los primeros días después del huracán, el Registro Demográfico no estuvo en funciones. (Ramón “Tonito” Zayas)

Lo repitió -al menos- siete veces: el huracán María fue una “catástrofe sin precedentes”. Con esta frase, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares justificaba ayer las críticas sobre el desempeño de su propia administración en el manejo de la emergencia.