Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Aproximadamente 1,000 profesionales de la salud atienden las necesidades médicas de una población correccional de 7,398 confinados. (Teresa Canino Rivera)

Los empleados del Centro Médico Correccional del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), así como sus nueve centros de servicio en las cárceles del país, son parte del grupo de profesionales de la salud que, en los próximos días, recibirá la vacuna contra el COVID-19 en la isla, un histórico paso en la lucha por frenar la crisis de salud pública en medio de la pandemia.

💬Ver comentarios