El secretario de Salud, Lorenzo González.
El secretario de Salud, Lorenzo González. (Teresa Canino Rivera)

En lo que ha transcurrido de agosto ha fallecido un promedio de seis personas diarias por COVID-19, una cifra que el Departamento de Salud no anticipó en junio cuando moría una persona por día a causa de esta enfermedad, señaló el secretario Lorenzo González.

“Cuando nosotros empezamos a ver los números en junio, se esperaba una persona por día… Pero, entonces, tenemos el mes de julio que el promedio fue de tres personas por día y agosto, seis por día. Una muerte es una muerte, una a mí me duele, así que imagínate seis por día”, señaló el secretario concluida una conferencia de prensa en la que la gobernadora Wanda Vázquez Garced actualizó la información relacionada con el paso de la tormenta tropical Laura por la isla.

A pesar del promedio diario de muertes y de que el reporte actualizado de la agencia señala que el 70% de las camas de cuidado intensivo están ocupadas, barómetro que algunos médicos habían identificado como el momento pata activar el “botón de pánico, González descartó la necesidad de tomar medidas adicionales las ya implementadas.

Datos del 23 de agosto de 2020 del Departamento de Salud.
Datos del 23 de agosto de 2020 del Departamento de Salud. (Captura de pantalla)

“Todavía no estamos a un punto donde la utilización de los recursos médicos es preocupante para propósitos del COVID. Así que seguimos monitoreando esto diariamente. También se habla con la Asociación de Hospitales a diario, reconozcamos que hay una parte que tiene que ver con el comportamiento de los hospitales, en qué medida el hospital puede liberar camas de intensivo de una manera casi inmediata”, dijo.

Según los datos recopilados por la agencia, actualmente están ocupadas 475 de las 680 camas de cuidado intensivo en el país. De esas 475, solo 66 son utilizadas por pacientes de COVID, lo que equivale a un 10% del total. “Los otros días la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo algo que todo el mundo debe recordar, estamos hablando de 24 meses, al menos…Estamos hablando de una situación donde tenemos que mantener la capacidad inmediata, pero también la planificación futura”, dijo.

En una columna publicada en julio en El Nuevo Día el doctor Fernando Cabanillas había expresado que cuando se alcanzara el 70% de ocupación de las unidades de cuidado intensivo, era el momento “de levantar bandera”.

En cuanto a los ventiladores, González indicó que hay 316 en uso y 758 disponibles. “De los que se están utilizando, únicamente 36 son para pacientes de COVID”, dijo. “Históricamente cuando hablábamos de intensivo, la presunción es que el paciente está en un ventilador y ese no es el caso”, añadió.

Por su parte, la gobernadora indicó que el manejo de la pandemia es la prioridad de su administración. “Independientemente de las emergencias atmosféricas que tenemos, es importante que el pueblo tenga la certeza que para toda nuestra administración la prioridad en estos momentos es manejar la pandemia del COVID…estoy muy pendiente día a día a cómo se va desarrollando”, expuso.

González sostuvo, además, que, a pesar de los recursos médicos disponibles, las personas de sobre 65 años con condiciones comórbidas siguen estando en un mayor riesgo de morir. “Se nos están muriendo nuestros viejitos y están en el hospital”, dijo.

Indicó que del 93% de las personas que han fallecido a causa de un diagnóstico de COVID-19, el 83% estaba hospitalizada al momento de su muerte y el otro 10% estaba admitido a sala de emergencia. “La preocupación mayor hoy es la disciplina”, apuntó.

Señaló que, a partir del lunes, estarán analizando, además, la capacidad los laboratorios para la realización de las pruebas diagnósticas de COVID-19. “De esa forma yo le puedo decir a la población esto es lo que hay disponible para hoy. Créanlo o no, el miedo también ha producido que la gente se quede en su casa y no se vaya a hacer la prueba”, expuso.

En cuanto a la actividad política que se avecina en los meses subsiguientes y el número alto número de dirigentes que han arrojado positivo a la enfermedad durante la pasada semana, González dijo que el liderato debe seguir las reglas de distanciamiento y protección que se le ha exigido a la comunidad y más bajo estas condiciones donde se ha identificado la transmisión comunitaria.

“No son distintos. El hecho de que tengan la marca de ser senador, representante o político tienen que seguir las mismas reglas”, expresó.