Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El vertedero de Toa Alta tiene una orden de cierre de la EPA y debió cesar operaciones en diciembre de 2017.
El vertedero de Toa Alta tiene una orden de cierre de la EPA y debió cesar operaciones en diciembre de 2017. (Ramón “Tonito” Zayas)

Vecinos aledaños al vertedero de Toa Alta oficializaron su intención de demandar –en el ámbito federal– al ayuntamiento y al operador privado de la instalación por presuntas violaciones ambientales que representan una amenaza para la salud pública y el entorno natural.

💬Ver comentarios