Socorristas y residentes locales excavan en el sitio del derrumbe de una escuela en un barrio densamente poblado en Lagos, Nigeria. (semisquare-x3)
Socorristas y residentes locales excavan en el sitio del derrumbe de una escuela en un barrio densamente poblado en Lagos, Nigeria. (AP)

Al menos 12 personas han muerto, la mayoría niños, tras derrumbarse este miércoles un edificio de tres pisos que albergaba una escuela de educación primaria en la ciudad de Lagos, suroeste de Nigeria.

Según un funcionario del gobierno estatal, que pidió anonimato, los servicios de emergencia del estado de Lagos cifran el número de muertos en 12, principalmente niños en edad escolar que estaban en clase en el momento del suceso.

Los equipos de rescate ya han rescatado de entre los escombros a más de 50 personas, entre ellas al menos 8 heridas, según declaró el portavoz de la Policía Baba Elkana.

El derrumbe ocurrió en un barrio densamente poblado de Lagos, la capital nigeriana.

"Las operaciones de socorro de la Unidad de Rescate del Estado de Lagos están en marcha en un edificio que ha colapsado en el área de Lagiaji, en la isla de Lagos", indicó el gobierno de este estado en su cuenta de la red social Twitter.

Se trata de un edificio de tres pisos, que albergaba una escuela primaria en el último, situado en la isla de Lagos, un núcleo de la ciudad que está conectado por carretera con el resto de la ciudad y que hace de dique de la albufera (laguna de agua salada) de Lagos.

Un testigo de la tragedia, Prince Adams, citado por el periódico local The Punch, manifestó que han sacado a 10 alumnos de los escombros sin precisar si estaban vivos o muertos, mientras que la zona se encuentra completamente abarrotada de gente.

"Es terrible. Los padres están llorando", declaró Adams al diario.

Los medios locales reportaron que más de un centenar de niños podrían estar atrapados, mientras que algunos estudiantes han sido trasladados ya a un hospital cercano. 

Sani Datti, portavoz de la agencia nacional de emergencias de Nigeria, le dijo que funcionarios de la agencia y otros servicios de emergencias estaban en el sitio.

Los derrumbes de edificios son muy comunes en Nigeria, donde las nuevas construcciones se realizan sin supervisión de reguladores.

El colapso se produjo en momentos en que el presidente Muhammadu Buhari, recién reelecto, trata de mejorar la infraestructura en la nación más populosa de África.

"La infraestructura de Nigeria es generalmente menos de la mitad en volumen de la del país subsahariano promedio y apenas una fracción de la existente en economías emergentes”, dice el Fondo Monetario Internacional.

"La calidad percibida de la infraestructura es baja”.


💬Ver 0 comentarios