Ascienden a 84 los muertos por el colapso de la represa en Brasil (semisquare-x3)
Vista aérea de un puente destruido por una inundación provocada por el colapso de la represa cerca de Brumadinho, Brasil. (AP)

El número de víctimas por la tragedia provocada el viernes tras la ruptura de una represa de residuos minerales del gigante brasileño Vale llegó a 84, mientras que las autoridades aún buscan a 276 desaparecidos, según el boletín divulgado este martes por los bomberos del estado de Minas Gerais (Brasil)

De acuerdo con el último balance, tan solo este martes fueron encontrados 19 cuerpos, frente a los 65 que habían sido contabilizados al final del lunes, mientras que la lista de desaparecidos fue reducida desde 279 hasta 276 personas.

El vocero del Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, teniente Pedro Aihara, explicó que tres de los cuerpos fueron encontrados entre los restos que quedaron de un autobús que fue sepultado por el avalancha de lodo generado por la ruptura de la presa.

Los bomberos habían concentrado desde el lunes los trabajos en la búsqueda de víctimas que estaban en el autobús pese a que el vehículo quedó en un lugar de difícil acceso y sepultado por toneladas de lodo y de residuos de vegetación.

"Teníamos la expectativa de que hallaríamos varias víctimas en este autobús, pero confirmamos que solo había tres, y terminamos las búsquedas en el lugar", afirmó Aihara.

El vocero del Cuerpo de Bomberos dijo igualmente que otros dos cuerpos fueron hallados en un área en que los especialistas consideran como el más probable destino de las personas que estaban en el restaurante de Vale a la hora de la tragedia.

La mayoría de las víctimas eran empleados de Vale y la hora de la tragedia coincidió con el horario de almuerzo de la compañía.

"Retiramos dos cuerpos que con seguridad pertenecen a víctimas que estaban en el restaurante debido a que en el área encontramos muebles semejantes a los de la instalación y dos cilindros de gas de la cocina", afirmó.

"Los cuerpos de las personas que estaban en el restaurante y fueron arrastrados por el alud deben estar esparcidos por un gran área, pero el hallazgo de hoy nos permite concentrar las búsquedas en un lugar en donde el número de víctimas debe ser grande", afirmó.

Según las autoridades, 114 de las personas que figuran en la lista de desaparecidos son empleados de Vale, la mayor productora y exportadora mundial de hierro.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, los peritos ya consiguieron identificar a 41 de las 84 víctimas mortales confirmadas.

Los bomberos informaron igualmente que desde que se iniciaron las tareas de búsqueda de víctimas el mismo viernes han conseguido rescatar a 192 personas afectadas por la tragedia y ubicar a 391 que habían sido consideradas inicialmente como desaparecidas.

El viernes en la tarde una de las represas del gigante minero Vale ubicada en una mina de hierro en jurisdicción de Brumadinho, municipio de Minas Gerais, se rompió y un río con residuos minerales y lodo sepultó las instalaciones de la propia empresa y diversas viviendas en áreas rurales.

Las búsquedas se realizan con el apoyo de los 136 militares israelíes que llegaron el lunes a Brumadinho con 16 toneladas de equipos para reforzar los trabajos de rescate y cuya tecnología, según admitió Aihara, ha sido determinante en los trabajos.

La justicia ha bloqueado desde el viernes un total de 12,000 millones de reales (unos $3,180 millones) de las cuentas de Vale para garantizar el pago de las indemnizaciones a las víctimas y las reparaciones ambientales y de los daños provocados.

Desastre ambiental

La nueva tragedia se produjo tres años después del vertido ocurrido cerca de la localidad de Mariana, también en Minas Gerais y donde el derrumbe de diques de la empresa Samarco, de la que Vale posee el 50%, provocó la muerte de 19 personas y el mayor desastre medioambiental de la historia de Brasil.

En estos momentos, un fangoso torrente de residuos de minería provocado por el colapso de la represa, que contiene una elevada concentración de óxido de hierro, avanzaba hacia un pequeño río y amenazaba con contaminar uno más grande que abastece agua potable a comunidades en cinco de los 26 estados del país.

El lodo ya tiñó de marrón las normalmente verdosas aguas del río Parapoeba a unos 18 kilómetros (11 millas) de Brumadinho, donde ocurrió el derrumbe.

El jefe de una comunidad indígena dijo el martes que agentes medioambientales brasileños les advirtieron que dejen de pescar en el río, de bañarse en sus aguas y de utilizarlo para regar los cultivos de los que se alimentan.

El Parapoeba desemboca en el Río Sao Francisco, que proporciona agua potable y de riego a cientos de municipalidades y ciudades grandes como Petrolina, en el estado de Pernambuco, a 1,400 kilómetros (870 millas) de Brumadinho, que está en Minas Gerais.


💬Ver 0 comentarios