El cocodrilo de agua salada está considerado como el reptil más grande del planeta. (EFE)

Un cocodrilo de 5 metros (16 pies) de longitud sospechoso de la muerte de dos personas fue capturado en un río de la isla indonesia de Célebes (Sulawesi).

El temible reptil, que se movía por los alrededores de la localidad de Konawe Norte, en el sur de la isla, fue capturado luego de una importante operación que tenía como objetivo su caza. Los ataques de estos animales son relativamente frecuentes, especialmente entre moradores de las localidades ribereñas.

Según las autoridades locales, los dos ataques tuvieron lugar el jueves y el viernes en dos ríos cercanos del departamento de Konawe Norte. La primera víctima, una mujer llamada Nurgaya, de 48 años, fue atacada por un cocodrilo, supuestamente el capturado, el jueves por la noche mientras lavaba ropa con su hija. Su cuerpo fue encontrado en el río Lalindu a unos dos kilómetros de distancia.

"Hubo otro ataque el viernes y seguimos buscando a la víctima", dijo este fin de semana uno de los responsables de la agencia local de gestión de desastres. Los paramédicos buscan los restos de la segunda víctima en el río Lasolo, que está conectado al río Lalindu.

Al menos cuatro personas murieron este año después de haber sido atacadas por cocodrilos en la región, según la agencia local de gestión de desastres.

El cocodrilo de agua salada (Crocodylus porosus) está considerado como el reptil más grande del planeta, pesa entre 900 y 1,500 kilos (1,984 y 3,306 libras) y mide en torno a seis o siete metros de largo. Se encuentra en las zonas pantanosas del sudeste asiático y el norte de Australia.


💬Ver 0 comentarios