Un incendio forestal arde en Bundoora, en el estado de Victoria, Australia. (Australian Broadcasting Corporation, Channel 7, Channel 9 vía AP)

Los espectáculos de fuegos artificiales por Año Nuevo en Canberra y otras ciudades de Australia fueron canceladas debido a los incendios forestales que arden en medio del intenso calor del verano, pero Sydney realizará su icónica demostración el martes por la noche tras recibir una exención de la prohibición total.

Habían aumentado las presiones para que el espectáculo en Sydney fuese cancelado, antes de que el Servicio Rural de Bomberos de Nueva Gales del Sur aprobase el evento el lunes. Se espera que las populares celebraciones atraigan a 1 millón de personas a la Bahía de Sydney y generen 130 millones de dólares australianos $91 millones para la economía del estado. El año pasado, un estimado de 1,000 millones de personas en todo el mundo vieron el espectáculo por televisión.

El estado más populoso de Australia ha sufrido el grueso de los incendios forestales que han matado a nueve personas y destruido más de 1.000 viviendas en todo el país en los últimos meses. De los 97 incendios que ardían en Nueva Gales del Sur el lunes, 43 no estaban contenidos aún. Una prohibición total de fuego estaba en vigor en Sydney, Canberra y otros sitios para prevenir nuevos incendios.

Para el martes se esperaban temperaturas de hasta 91 Fahrenheit en Sydney, con condiciones más calientes en los suburbios occidentales. También se esperaba que continuase la capa de humo espeso que ha cubierto los sitios famosos en la ciudad.

"El aire caliente que llega del centro de Australia es particularmente seco y entonces se espera que empeoren en Nueva Gales del Sur al a cercarse el martes", dijo el comisionado de bomberos rurales Shane Fitzsimmons.

El primer ministro australiano Scott Morrison dijo el domingo que los fuegos artificiales deben proceder para mostrar la resistencia de Australia.

En Victoria, el segundo estado más populoso del país, incendios descontrolados estaban forzando a miles de residentes y visitantes a abandonar el área. Melbourne, la capital de Victoria, registró temperaturas de 106 Fahrenheit el lunes, con áreas al suroeste de la ciudad llegando a 111 Fahrenheit.


💬Ver 0 comentarios