Hugo Larrosa seguiría en Chile pero con paradero desconocido (semisquare-x3)
Hugo Larrosa seguiría en Chile pero con paradero desconocido. (EFE)

En un reportaje del canal 24 Horas, propiedad de Televisión Nacional de Chile (TVN), quedaron al descubierto los abusos cometidos contra un grupo de trabajadores que laboraban en una fábrica de alimentos en Santiago de Chile.

Las imágenes causaron indiganción. En el informe televisivo se ve a un hombre desvistiendo a su víctima -ayudado por otros trabajadores- y agrediéndolo con golpes de puño, patadas y azotes con un cinturón. 

Los medios locales retomaron la historia y se han referido al caso como "La fábrica del terror" y señalan al argentino Hugo Larrosa, dueño de la empresa, como el responsable de estos agresivos actos, que quedaron grabados en vídeo. 

"Mi cumpleaños cayó un día sábado y Larrosa me llamó para que fuera al segundo piso. Cuando entré, él estaba atrás de la puerta, la cerró y se me tiró encima. Entre todos, por orden de él, me sacaron la ropa", contó entre lágrimas José, uno de los trabajadores que denunció al empresario argentino

"Después me hizo correr, pegándome con un cinturón, con la hebilla. Fue tanto el dolor en mi espalda que ahí fue cuando me oriné, me agaché y recibí un latigazo", agregó a 24 Horas. 

En uno de los vídeos, se puede observar que mientras José era agredido, el joven gritaba de dolor ante las risas de otros empleados de la empresa que participaban y grababan los hechos. No se trataba de una cámara oculta para exponer al empresario, sino que el propio acusado obligaba a sus trabajadores a filmar las humillaciones. 

Endi.com prefirió no publicar las imágenes por ser de alto contenido de violencia. 

"Lo más difícil de eso era que después tenía que ir a limpiarme; bañarme, secarme las lágrimas, dar vuelta la página y pararme frente a mis compañeros como si nada hubiera pasado", agregó José a 24 Horas. 

Según el informe de TVN, Larrosa entregaba bonos y premios a sus empleados como una forma de que guardaran silencio ante tales torturas y  de compensar los abusos.  Incluso algunos testimonios han indicado a la prensa local que el empresario decía que había sido integrante de la Policía Federal Argentina

"A todos nos pasaron cosas con el dueño. Cosas simples, subía uno la escalera, le agarraba al trasero. A otras personas le agarraba los genitales [...] Mientras lo agarrara al José y no lo agarrara a uno, daba lo mismo. Cuidábamos la pega y era otro la víctima, no era uno", dijo otra de las víctimas a 24 Horas, de TVN.

Los vídeos, según informes de la prensa local, fueron entregados por una de las personas que participaba en estos actos de tortura ante la justicia chilena para denunciar los hechos. Habría más de 500 registros de este tipo de violencia por parte del empresario, según 24 Horas. 

Los macabros actos que habrían comenzado en 2012 y se extendieron hasta el año 2016.

En las redes sociales, Larrosa mostraba una personalidad totalmente opuesta al déspota y violento hombre que golpeaba a sus empleados y los hacía desnudarse para manosearlos. Sonriente y amable en fotos grupales, se le ve feliz junto a sus familiares y conocidos. Pero luego del reportaje en 24 Horas, de TVN, cerró sus cuentas.

Tras la publicación del material audiovisual, corrió el rumor que el hombre había emprendido un viaje de retorno a Buenos Aires, algo que fue negado por el ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile, Andrés Chadwick.


💬Ver 0 comentarios