Manifestantes se reúnen en el Parque Victoria en Hong Kong, el domingo 18 de agosto de 2019. (AP / Kin Cheung)

Hong KongChina censuró a Taiwán el lunes por su oferta de asilo político a los participantes en el movimiento pro democracia de Hong Kong, un día después de que cientos de miles de personas marcharon pacíficamente en la protesta masiva más reciente en el territorio semiautónomo.

El gobierno de Taiwán, una isla independiente que China considera le pertenece, respalda firmemente las protestas, y estudiantes de Hong Kong en Taiwán efectuaron eventos el fin de semana en los que expresaron su apoyo. La presidenta taiwanesa Tsai Ing-wen hizo la oferta de asilo el mes pasado, aunque se desconoce si alguien lo ha solicitado.

Taiwán carece de un mecanismo formal legal para evaluar solicitudes de asilo y concederlo, aunque ya ha otorgado la residencia a varios opositores al gobierno chino.

Ma Xiaoguang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del gabinete chino, dijo el lunes que la oferta taiwanesa “encubriría los delitos de un grupo pequeño de extremistas violentos” y alentaría su “audacia en dañar” a Hong Kong y convertir a Taiwán en “un paraíso para evadir la ley”.

Ma exigió que el gobierno de la isla “cese de socavar el estado de derecho” en Hong Kong, deje de intervenir en sus asuntos y no “indulte a delincuentes”.

Los organizadores dijeron que al menos 1.7 millones de personas participaron en el mitin y la marcha del domingo en Hong Kong, aunque el cálculo policial fue mucho menor. La policía indicó que la protesta fue “pacífica en general”, pero acusó a un amplio grupo de personas de “interrumpir la paz pública” posteriormente al ocupar una avenida importante y utilizar hondas para arrojar “objetos duros” a oficinas del gobierno y apuntar rayos láser a los policías.

En ocasiones las protestas han estado marcadas por enfrentamientos violentos con la policía, que dice haber arrestado a más de 700 participantes desde que las manifestaciones comenzaron en junio. Sin embargo, el domingo los agentes mantuvieron una presencia discreta, y no se vio a policías antimotines en la ruta principal de la marcha. Cuando algunos manifestantes rezagados se reunieron frente a un complejo gubernamental en la noche, otros participantes los exhortaron a retirarse a sus casas.

Hong Kong, que solía ser una colonia británica, fue devuelto a Pekín en 1997 dentro del marco “un país, dos sistemas", el cual le prometía a los habitantes ciertos derechos democráticos de los que no goza la gente en China continental. Pero algunos ciudadanos han acusado al gobierno central chino controlado por el Partido Comunista de erosionar sus libertades en los últimos años.

El movimiento de protesta exige la renuncia de la jefa de gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, elecciones democráticas y una investigación independiente sobre el uso de la fuerza por parte de la policía, entre otras cosas.


💬Ver 0 comentarios