Richard Mason (semisquare-x3)
Los hijos que Mason había criado como propios desde 1995 habían sido concebidos durante una relación extramatrimonial de su esposa. (EFE)

Un hombre descubrió en el Reino Unido que los tres hijos que había tenido con su exesposa no eran suyos cuando, tras una serie de análisis, su médico le confirmó que había sido infértil desde su nacimiento.

El millonario Richard Mason, de 55 años, demandó a Kate, su esposa durante 20 años, cuando conoció los resultados de unas pruebas médicas que se realizó en 2016, que indicaron que padecía fibrosis quística y que era incapaz de tener hijos.

El hombre también corroboró mediante una prueba de ADN que no era el padre biológico de su hijo de 23 años ni de sus dos gemelos de 19.

La historia de la pareja conformada por Mason y su exesposa Kate había finalizado en 2007. Sin embargo, la mujer no tuvo problemas en confesar que le fue infiel cuando este le recriminó, nueve años más tarde, que era imposible que él hubiese sido padre ya que su condición física nunca se lo hubiese permitido.

Eso significaba que los hijos que había criado como propios desde 1995 habían sido concebidos durante una relación extramatrimonial de su esposa.

El caso se conoció luego de que Mason, quien fundó la popular compañía en Gran Bretaña Moneysupermarket.com,  estableció una demanda para recuperar una parte de los $5 millones que su exesposa ganó en el juicio de divorcio. Mason la demandó por fraude, al intentar engañarlo y hacerle creer que era el padre biológico de sus hijos, según informó el diario Daily Mail.

Sin embargo, Kate Mason acordó a fines de noviembre resolver el asunto, tras ser condenada a pagar 250,000 libras esterlinas ($318,000) con la condición de que el padre biológico de sus hijos permaneciera en el anonimato. 

Roger Terrell, el abogado que representa a Richard Mason, dijo al diario The Telegraph que la medida "pudo ser concretada tras el acuerdo en que no será revelada la identidad del padre natural de los menores".

Según revela The Telegraph, un fuente cercana a la familia afirmó que los hijos "no quieren saber" sobre su padre biológico ya que están "tratando de seguir adelante con sus vidas" y aún consideran a Mason como su verdadero padre a pesar de que dos de ellos ya no hablaban con él.

La exesposa de  Mason admitió que a fines de la década de 1990 había tenido una relación irregular de cuatro años con otro hombre. Su hijo mayor nació en 1995, mientras que sus hermanos, gemelos, nacieron en 1999.

Se revelaron pocos detalles adicionales, excepto que el hombre era un colega en el banco Barclays y que se reunía cada vez que visitaba Londres en su papel de dirigente sindical.

Kate había insistido en que cada hijo debería tener un segundo nombre judío y su exesposo, que ahora vive con su nueva esposa en Rhos en Gales del Norte, cree que este detalle podría proporcionar una pista sobre la identidad del padre biológico.

Por su parte, Manson dijo a Mail on Sunday que el descubrimiento fue como "sufrir una pérdida o un duelo", y agregó: "En un instante descubrí que realmente no tenía hijos ... si pudiera agitar una varita mágica, querría estar nuevamente en sus vidas".


💬Ver 0 comentarios