La aerolínea Easy Jet expresó a través de un comunicado las medidas que se tomaron con los intrépidos pasajeros. (EasyJet/Facebook)

La Policía aeroportuaria de la isla de Cerdeña (Italia) detuvo a dos turistas que habían perdido su vuelo e intentaron perseguir corriendo al avión en la pista de aterrizaje. Ahora, cada uno deberá pagar una multa de casi $2,500 por el insólito incidente.

Según informaron las autoridades, Tony Loi, de 40 años, y su padre Antonino, de 65, estaban tomando algo en un bar del aeropuerto de la isla italiana, sin percatarse de que el horario de su vuelo estaba cerca.

Tanto Tony como Antonino no escucharon las llamadas para embarcar al vuelo que los llevaría a Londres y cuando reaccionaron empezaron a correr desesperadamente hacia el mostrador de la aerolínea, pero el personal de la compañía Easy Jet les explicó que ya no podían subirse a la aeronave.

Sin embargo, los hombres aprovecharon que la puerta de embarque estaba en la planta baja, y ante un descuido de los empleados, ingresaron corriendo por una salida de emergencia que conectaba la pista de aterrizaje, según relata el diario británico The Sun. 

Los intrépidos pasajeros invadieron la pista del aeropuerto con sus maletas en la mano, identificaron su avión y empezaron a perseguirlo. Pero el intento terminó de la peor manera, ya que la Policía del aeropuerto los detuvo por violar los controles de seguridad. 

Tony y Antonino pasaron una hora detenidos en la oficina policial y luego fueron liberados, aunque les notificaron que deberán pagar una multa de unos $2,500 (2,000 euros). 

El oficial de la fuerza de seguridad Mimo Bari dijo a la prensa que "era un poco como una escena de comedia, ya que tenían sus maletas con ellos. Sin embargo, si esto hubiera pasado en otro lugar, corrían el riesgo de que les dispararan".

Por su parte, los protagonistas de este episodio se defendieron y minimizaron el hecho. "Solo queríamos subirnos al avión. No somos criminales ni estábamos borrachos", aseguró Tony a The Sun.

Mientras tanto, Easy Jet expresó a través de un comunicado las medidas que se tomaron y recalcaron: "Si bien estos incidentes son raros, los tomamos muy en serio y no toleramos comportamientos abusivos o amenazantes. A los dos pasajeros no se les permitió viajar en el vuelo EZY3204".


💬Ver 0 comentarios