Los vehículos en donde se trasladaban los LeBarón fueron confundidos con las del cártel rival de Los Salazar. (EFE)

La Fiscalía General de la República de México (FGR) detuvo al director de Seguridad Pública de Chihuahua (norte), Fidel Alejandro Villegas Villegas, conocido como "El Chiquilín".

Las autoridades mexicanas creen que el funcionario tendría fuertes vínculos con el crimen organizado y estaría relacionado con el ataque a la familia LeBarón, en el que murieron nueve niños y tres mujeres, el pasado 4 de noviembre.

De acuerdo con información oficial y difundida por medios mexicanos, Villegas fue capturado en la comunidad de Janos y trasladado a la Ciudad de México en espera de que se le vincule al proceso judicial correspondiente.

Con la detención de "El Chiquilín" ya suman cuatro los detenidos en relación a la masacre ocurrida en Bavispe, estado de Sonora (noroeste).

Agentes federales capturaron el 1 de diciembre a los hermanos Héctor Mario y Luis Manuel Hernández, quienes actualmente se encuentran privados de la libertad en la Ciudad de México y con cargos relacionados a las muertes de los integrantes de la familia LeBarón.

No obstante, familiares, amigos y pobladores de Janos, han indicado que los hermanos Mario y Manuel, no son criminales y mucho menos líderes de un grupo delincuencial que opera en esa zona, por lo que han encabezado manifestaciones, y colocado carteles para pedir su liberación, ya que incluso han asegurado tener pruebas de que ellos no participaron en la masacre y de que cuando ésta ocurrió ellos estaban en otro lugar.

La presunta participación en el hecho o el conocimiento de información sobre la masacre han hecho que la Fiscalía General de la República mantenga en arraigo (a disposición del juez) a Alejandro Villegas.

Asimismo, según información publicada por el diario El Universal, las autoridades sospechan que el detenido sería un elemento activo de la organización criminal La Línea, que opera en la región de Chihuahua. Tanto Julián como Adrián LeBarón habían denunciado la complicidad de las autoridades municipales con grupos de la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Según la versión oficial, los vehículos en donde se trasladaban los LeBarón fueron confundidos con las del cártel rival de Los Salazar porlo cual, los sicarios de La Línea dispararon a quemarropa contra estos.


💬Ver 0 comentarios