Personas con mascarillas corren bicicleta en la Gran Vía de Madrid, España. (AP)

Barcelona — El Ejército de España prevé dos rebrotes más del coronavirus en el país, de acuerdo con un informe interno al que tuvo acceso The Associated Press.

En su texto, el Ejército pronosticó que “habrá dos oleadas más de epidemia” y que España "tardará un año o año y medio en recuperar la normalidad”.

El informe fue publicado el viernes en el diario ABC y posteriormente la AP confirmó su autenticidad.

“Habrá una segunda ola de COVID-19 al final del próximo otoño” y “posiblemente esto mismo se repita en el invierno siguiente”, según el informe, en el que se afirma que serán menos graves que el brote inicial debido a una mayor inmunidad entre la población y mejores preparativos para enfrentarlas.

“La posible tercera ola estará ya muy disminuida por disponer desde el principio de vacuna y tratamientos”, agregó.

El Ejército elaboró el informe para presentar su propio pronóstico sobre la pandemia y las autoridades civiles tienen acceso a él. El gobierno español cuenta con sus propios expertos para las decisiones finales sobre política sanitaria tras sopesar la opinión de otras instituciones y especialistas externos.

El presidente del gobierno Pedro Sánchez ha advertido que considera muy probable que el virus rebrote de nuevo hasta que se haya desarrollado una vacuna.

Las autoridades de salud de España están desarrollando un estudio epidemiológico para determinar la magnitud del contagio, incluidas las miles de personas que han estado moderadamente enfermas con tos y fiebre alta pero que nunca fueron examinadas en un hospital. También se cree que miles mas se infectaron pero jamás desarrollaron síntomas. El viernes, el Ministerio de Sanidad dijo que trabajadores médicos habían tomado muestras de sangre a más de 46,000 personas en la primera semana del estudio. Tiene planeado hacer pruebas a entre 60,000 y 90,000 personas en general.

Se sabe que más de 26,000 personas han fallecido a causa del COVID-19 en España. El país, que acumula 260,177 casos confirmados, ha logrado controlar la pandemia y ahora está flexibilizando las restricciones para activar su maltrecha economía.

El ejército de España ha tenido un papel relevante en el combate al coronavirus durante el estado de alarma decretado a mediados de marzo. Miles de soldados y médicos militares fueron emplazados para instalar hospitales de campo, desinfectar asilos y centros de transporte, y trasladar a pacientes a hospitales y cadáveres a las morgues.

En su análisis de las posibles medidas para los próximos meses, el Ejército indicó que “sería extremadamente importante disponer de una aplicación de teléfono móvil de control de contactos para próximas oleadas”. España no ha adoptado esta medida y confía en la red local de clínicas de salud pública para dar seguimiento a futuros casos.


💬Ver 0 comentarios