En Orense, ciudad de Galicia, realizan las pruebas para detectar el coronavirus vía servi-carro. (AP)

Madrid, España - El gobierno español reconoció este jueves estar "en una guerra" por conseguir material sanitario en los mercados internacionales, ya que todos los países están intentando conseguir los mismos equipos desde China.

"Estamos en una guerra auténtica por hacernos con los respiradores, las mascarillas... en eso estamos todos", afirmó la portavoz del gobierno español, la ministra María Jesús Montero, en unas declaraciones televisivas.

Montero explicó así el retraso en la llegada de más equipos, tanto respiradores para enfermos graves como material de protección para los sanitarios.

Esa demanda de material es continua entre el personal sanitario y su escasez es una de las críticas principales de la oposición política al Ejecutivo, al que acusa de actuar de manera tardía contra la pandemia.

Montero explicó que algunos proveedores no están cumpliendo plazos de entrega y que también han surgido "fraudes y especuladores, que quieren aprovecharse" de la situación crítica a nivel global.

Añadió que las autoridades tienen que garantizar que lo que llega "es material seguro", y recalcó que no hay un retraso en las compras sino "un problema real y mundial, de competencia por hacer acopio, en un momento en que muchos países prohibieron exportaciones de este material".

El gobierno español anunció este miércoles una gran compra de material sanitario a China por valor de 432 millones de euros ($467 millones), que incluye 550 millones de mascarillas, 950 respiradores, 5.5 millones de pruebas rápidas de coronavirus y 11 millones de guantes.

Además, anunció la creación de un corredor de transporte aéreo para que esas compras, y otras realizadas previamente, lleguen y se distribuyan de forma prioritaria.

España superó ayer a China en muertes por coronavirus, al alcanzar las 3,434 muertes, frente a las 3,281 del país asiático.


💬Ver 0 comentarios