Un triste recorrido en carro por las islas Ábaco muestra la devastación que el ciclón ha causado.

Nassau, Bahamas — El huracán Dorian desató inundaciones catastróficas a lo largo de las Bahamas el lunes y castigó a las islas con vientos fuertes y grandes cantidades de lluvia que obligaron a las autoridades a exhortar a la ciudadanía a buscar cualquier material flotante y a armarse con martillos para escapar de sus hogares, de ser necesario.

El primer ministro Hubert Minnis confirmó que al menos cinco personas han fallecido a causa del huracán que entró a las islas Ábaco el domingo como un ciclón categoría 5 y que, poco más de 24 horas después, permanece sobre el área debido a que su movimiento de traslación se detuvo.

"Estamos en medio de una tragedia histórica", indicó Minnis, al calificar la devastación como una "sin precedentes y extensa".

El fenómeno atmosférico que, al momento, se redujo a categoría 4, podría estar sobre 36 horas en el área y ya ha arrancado techos, volcado automóviles y forzado a los equipos de primera respuesta a resguardarse hasta que pase.

Funcionarios del gobierno resaltaron que recibieron una gran cantidad de llamadas de personas cuyas residencias se inundaron. Una estación de radio recibió más de 2,000 mensajes solicitando ayuda, incluyendo informes de un infante de cinco meses atrapado en un techo y de una abuela con seis nietos quienes abrieron un hueco en su techo para escapar del agua.

Otros informes detallaron la odisea de ocho niños y cinco adultos que quedaron atrapados en una carretera y de dos refugios que se inundaron.

Los pronósticos advirtieron que Dorian podría generar marejadas ciclónicas de hasta 23 pies.

El jefe de la policía Samuel Butler instó a la ciudadanía a mantener la calma y ha compartir las coordenadas de GPS de sus ubicaciones, pero advirtió que los rescatistas esperarán hasta que las condiciones del tiempo mejoren.

"Sencillamente, no podemos llegar a ustedes en estos momentos", dijo Butler en la estación radial ZNS.

Mientras, en las islas Ábaco, el miembro del parlamento Darren Henfield resaltó que recibió informes de personas que fallecieron, pero oficiales del gobierno no han podido confirmarlas.

Las aguas rebasaban los topes de las palmas y los techos de múltiples residencias. Una mujer grabó en vídeo cómo las aguas llegaban casi hasta el segundo piso de su residencia.

"Nuestra casa se encuentra a una altura de 15 pies, y el agua está como a unos ocho pies. Así que estamos bastante consternados, pues no estamos en periodo de marea alta", dijo Dave Mackey, quien compartió un vídeo de su residencia inundada con The Associated Press. "La puerta automática de la marquesina se la llevó el huracán, pero si salimos de esta situación con nuestras vidas estaremos feliz", añadió Mackey.

El huracán Dorian castigó las islas Ábaco durante el domingo. Henfield describió los daños como "catastróficos" y dijo que el gobierno no cuenta con información sobre lo que ha ocurrido con los cayos cercanos.

Un portavoz de la compañía Bahamas Power and Light dijo a la estación ZNS que hay un apagón en Nueva Providencia, la isla más poblada del archipiélago, y añadió que sus oficinas centrales en Ábaco fueron destruidas.

La mayoría de las personas se ubicaron en refugios antes de la llegada del ciclón. Los hoteles cerraron sus puertas y las personas intentaron proteger sus residencias, pero se espera que muchas personas se quedarán sin hogares.


💬Ver 0 comentarios