Residentes se preparan para la llegada del huracán Lorenzo. (AP)

Lisboa - El huracán Lorenzo, que pasará por el archipiélago portugués de las Azores este miércoles, provocó que se cancelaran más de dos decenas de vuelos en las islas y mantendrá cerrados los servicios públicos durante la jornada.

Lorenzo llegará a las Azores, situadas en medio del Atlántico, durante la madrugada del miércoles, según la previsión del Instituto Portugués de Mar y Atmósfera (IPMA), y, aunque va perdiendo intensidad, se esperan rachas de viento de hasta 125 millas por hora y olas de hasta 82 pies de altura.

El huracán se mueve al noroeste a 29 mph. Tiene vientos de 100 mph.

Las autoridades están preparadas para sufrir los efectos del temporal y el primer ministro de Portugal, el socialista António Costa, decretó hoy que todos los servicios públicos de la administración del Estado que no sean imprescindibles se mantengan cerrados durante el miércoles.

Quedarán fuera de esta medida los militares y las fuerzas de seguridad, que contarán con un refuerzo de medios para operaciones de vigilancia, protección y socorro que puedan ser necesarios.

Además, las Fuerzas Armadas, que ya están en alerta naranja, elevarán esta alarma al nivel rojo a partir de la próxima medianoche.

La llegada de Lorenzo llevará mañana al archipiélago al propio Costa, que decidió hoy cambiar su agenda de campaña -hay elecciones legislativas este domingo- para viajar a Azores y estar "disponible" como primer ministro si fuese necesario.

El huracán también obligó a la aerolínea del archipiélago, SATA, a cancelar 24 vuelos previstos para mañana, que afectarán a un total de 873 pasajeros.

Dos de los vuelos unen el archipiélago con el Portugal continental, y el resto son conexiones entre islas.

Todos los pasajeros serán reubicados en vuelos durante el final del día de mañana, el jueves y el viernes, explicó SATA en un comunicado.


💬Ver 0 comentarios