Emmanuel Macron, presidente de Francia. (Efe)

París - Francia quiere que sus universitarios regresen a las aulas en el próximo curso, que deberá empezar como estaba previsto en septiembre, aunque ha abierto la puerta a que los centros impartan ciertas materias a distancia.

En el primer adelanto sobre sus planes para el curso académico 2020-21, la ministra francesa de Educación Superior, Frédérique Vidal, dijo este miércoles que "bajo reserva de la evolución de las condiciones sanitarias, la fecha de la 'rentrée' universitaria no será modificada y se realizará, como de costumbre, en septiembre".

Para Vidal, deberá haber clases presenciales, ya que "es importante retomar el vínculo" entre profesores y alumnos.

Pese a todo, según explicó en una serie de mensajes en Twitter, "para evitar las aulas magnas abarrotadas en la vuelta a la universidad, los centros podrán proponer que una parte de los cursos se haga a distancia".

El pasado 13 de abril, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que las clases presenciales no regresarían al menos hasta el verano.

Pese a que la desescalada en Francia comenzó hace 10 días, la gran mayoría de centros de enseñanza superior continúan con sus puertas cerradas y siguen organizando sus cursos en línea a través de plataformas digitales. Los exámenes en algunos casos se hacen de forma telemática y en otros han sido pospuestos al curso que viene.

"La cuestión de la televigilancia de los exámenes se plantea en una pequeña cantidad de casos. Cuando se propone esta solución, evidentemente se hace en el respeto total de la RGPD (reglamento europeo de protección de datos), los estudiantes deben sentirse tranquilos", señaló hoy la ministra.


💬Ver 0 comentarios