Kim Jong-un ofreció un análisis e instrucciones sobre la complicada situación interna y externa que vive su país. (EFE)

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, presidió una reunión de la cúpula militar del país dedicada a discutir "importantes medidas" políticas y "pasos militares" para reforzarse defensivamente, informaron hoy los medios del régimen.

Kim se pronunció así en la "tercera reunión ampliada de la séptima Comisión Militar Central (CMC) del Partido norcoreano de los Trabajadores", que tuvo lugar antes de la reunión plenaria del partido único prevista para finales de mes, informó la cadena estatal KCNA.

El encuentro, cuyas fechas exactas no han transcendido, se celebró en el contexto de tensiones reavivadas con Estados Unidos y después de que Pyongyang amenazara con tomar "una nueva vía" al diálogo con Washington, que se encuentra paralizado desde hace meses.

Durante la reunión, el "líder supremo" del Norte "ofreció análisis e instrucciones sobre la complicada situación interna y externa", y señaló que el encuentro servirá para "decidir sobre importantes medidas organizativas y políticas y sobre pasos militares para reforzar las fuerzas armadas", según la KCNA.

También se discutieron "importantes asuntos para una mejora de la defensa nacional general" y para "un acelerado desarrollo de las capacidades militares de auto-defensa", señaló la agencia estatal.

La KCNA señaló que entre las medidas concretas se trató "la organización y expansión de unidades militares", aunque no dio más detalles sobre las antes mencionadas capacidades militares.

Tampoco se hizo eco del proceso del diálogo sobre desnuclearización con Estados Unidos, y solo se hizo alusión a una situación externa "rápidamente cambiante" y al momento "crucial" y "turbulento" en que se celebró la reunión.

En la próxima cita plenaria del partido único prevista para los próximos días, que fue anunciada a comienzos de mes por Pionyang para decidir sobre "anuncios cruciales", se espera que el régimen se pronuncie sobre su diálogo con Washington.

A finales de este año se agota el plazo propuesto por Pyongyang para que Estados Unidos le presente una nueva oferta en la negociación antes de que el régimen opte por "una nueva vía", según advirtió el líder norcoreano en el anterior pleno del partido único celebrado en abril.

Las negociaciones bilaterales no han avanzado desde la fracasada cumbre de febrero en Hanói, donde Washington consideró insuficiente la oferta de Pyongyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas.

El representante especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Biegun, realizó una visita a Seúl, Tokio y Pekín esta semana para favorecer los intentos de desnuclearizar la península coreana, aunque la gira no deparó progresos visibles.

Su visita tuvo lugar después de que el régimen informara de una prueba de defensa "importante" en una estación de lanzamiento de satélites, que sucedió a otros test armamentísticos ejecutados en semanas anteriores.

EE.UU insiste en que Corea del Norte podría seguir con su programa de misiles de largo alcance

El operador satelital Planet Labs Inc. captó una imagen en donde se muestra actividad en un emplazamiento norcoreano vinculado a la producción de misiles de largo alcance, informa NBC News.

La foto que salió a la luz es del conocido lugar "Fábrica del 16 de marzo". De acuerdo con Jeffrey Lewis, director del Programa de No Proliferación de Asia Oriental del Instituto de Estudios Internacionales Middlebury, muestra una estructura temporal, construida presuntamente para un lanzador de armas.

"Creemos que Corea del Norte erige esta estructura cuando la instalación está involucrada en la producción o modificación de lanzadores de ICBM (misiles balísticos intercontinentales, por sus siglas en inglés)", afirmó el experto.

Además, la "Fábrica del 16 de marzo" produce vehículos civiles y militares, detalló NBC News.

El 3 de diciembre pasado, el vicecanciller norcoreano, Ri Thae Song, recordó que la fecha límite para el diálogo entre Corea del Norte y EE.UU. es el fin de este año. "Ya estamos aburridos del canturreo de diálogo que EE.UU. repite como un papagayo cada vez que se encuentra en un aprieto, y no habrá nadie que le haga caso. […] Lo que falta ahora es la decisión de EE.UU., y de esa decisión depende totalmente cuál será el regalo de la próxima Navidad", señaló el funcionario.


💬Ver 0 comentarios