Aún hay 12 países en el mundo donde las relaciones entre homosexuales se castigan con la muerte (semisquare-x3)
Aún hay 12 países en el mundo donde las relaciones entre homosexuales se castigan con la muerte. (EFE)

La decisión que tomó la Justicia de Botswana (África) de despenalizar la homosexualidad se ha convertido en un hecho histórico para la comunidad LGTB de ese continente. Aunque, las relaciones entre personas del mismo sexo se tipifican como delito en más de treinta países africanos.

Pero, a pesar de que la situación empieza a cambiar en ese continente, aún hay 12 países en el mundo donde las relaciones entre homosexuales se castigan con la muerte.

La pena capital por actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo se impone en 7 estados miembros de la ONU. En 5 de ellos (Irán, Arabia Saudita, Yemen, Sudán y Brunei) se aplica en todo el estado; en 2 (Somalia, Nigeria) se aplica sólo en provincias específicas. Hay otros cinco estados (Pakistán, Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Mauritania) en los que esa pena sigue siendo posible.

El que la Justicia de Botswana haya despenalizado la homosexualidad el pasado martes, se ha convertido en un hecho histórico para la comunidad LGTB en África.

"Esperamos que esto cree jurisprudencia e influya en las decisiones de los jueces en otros países de África", dijo a EFE la directora ejecutiva de la organización Lesbianas, Gays y Bisexuales de Botswana (LEGABIBO), Anna Chalmers.

A nivel mundial, el panorama sigue siendo desalentador. En abril pasado, la condena a muerte por lapidación, fue reimplantada en el sultanato de Brunéi.

Según el informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA, por sus siglas en inglés), todavía hay 70 Estados miembros de la ONU siguen penalizando los actos sexuales consensuales entre adultos del mismo sexo. En 44 de estos estados la ley se aplica a las personas independientemente de su género.

Algunos de los castigos van desde multas económicas hasta penas que van desde los 3 años de prisión hasta la cadena perpetua.

Mientras que, en 123 estados miembros de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) los actos sexuales consensuales entre adultos del mismo sexo son legales.

Activistas y organizaciones de derechos humanos en todo el mundo celebraron la decisión judicial de Botswana y vieron en ella un ejemplo para otros gobiernos del continente.

Para Gunilla Carlsson, directora ejecutiva del Programa de la ONU para el VIH/Sida (ONUSIDA), esta sentencia "debería animar a otros países a revocar leyes injustas que criminalizan las relaciones homosexuales y bloquean el acceso de las personas a servicios básicos, incluidos la sanidad".

La directora de la organización británica Human Dignity Trust, Téa Braun, destacó, por su parte, que la sentencia "se produce menos de tres semanas después de una decisión profundamente regresiva sobre el mismo tema del Tribunal Superior de Kenia".

También Amnistía Internacional (AI) vio en el fallo de hoy un ejemplo y un faro para toda la comunidad LGTB africana.


💬Ver 0 comentarios