Foto de archivo del portaviones Admiral Kuznetsov en el mar Barents, en Rusia. (AP)

Las maniobras de la OTAN cerca de la frontera con Rusia reflejan los preparativos de la alianza para un conflicto militar de gran escala, indicó el jefe del Ejército ruso en declaraciones publicadas el miércoles.

La actividad de la OTAN ha aumentado la tensión y reducido la seguridad a lo largo de la frontera rusa, afirmó el general Valery Gerasimov, jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas rusas, en una reunión el martes con agregados militares extranjeros.

Cuando se le preguntó si el Ejército ruso veía una posible amenaza de guerra, Gerasimov dijo que Moscú no veía “ninguna precondición para una guerra de gran escala”.

Sin embargo, añadió que la presión occidental sobre Rusia podría desencadenar “situaciones de crisis” que podrían salirse de control y provocar un conflicto militar.

Los lazos entre Rusia y Occidente están en su nivel más bajo desde la Guerra Fría, tras la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en 2014. El Kremlin ha reiterado su preocupación por el despliegue de fuerzas de la OTAN en el Báltico y las maniobras de la alianza cerca de la frontera occidental rusa.

Gerasimov argumentó que los escenarios recreados en las maniobras de la alianza en Europa del Este “señalan a una preparación deliberada de la OTAN para la intervención de sus tropas en un conflicto militar de gran escaña”.


💬Ver 0 comentarios