La velocidad máxima de Avangard supera en más de 20 veces la del sonido. (EFE / Archivo)

Rusia puso en servicio el sistema estratégico Avangard, el primer misil hipersónico intercontinental, un arma única en el mundo, según el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Felicito a todos por este gran acontecimiento para el país y para las Fuerzas Armadas", dijo Serguéi Shoigú, ministro de Defensa, en un comunicado.

Shoigú informó al presidente ruso, Vladímir Putin, sobre el despliegue esta mañana del primer regimiento de misiles Avangard, que están equipados con una ojiva planeadora capaz de superar el escudo antimisiles estadounidense.

"Es un acontecimiento importante tanto para el país, como para las Fuerzas Armadas", dijo Shoigú a los medios rusos.

En el ámbito del tratado de reducción de armas estratégicas, START III, expertos estadounidenses pudieron inspeccionar recientemente el Avangard en una visita a Rusia.

Según la prensa, los Avangard han sido previsiblemente desplegados en la base que acoge la 13 división de cohetes cerca de la ciudad de Orenburgo (Urales), no lejos de la frontera con Kazajistán.

El Avangard está compuesto por un cohete balístico intercontinental equipado con una o varias ojivas hipersónicas capaces de maniobrar en los planos vertical y horizontal, y cambiar de rumbo antes de alcanzar su objetivo, lo que le convierte en prácticamente invulnerable.

Según detalló la cadena rusa Sputnik, a diferencia de las ojivas tradicionales, que siguen una trayectoria balística, la del Avangard planea en las capas densas de la atmósfera, a una altura de decenas de millas sobre la superficie. La velocidad máxima de Avangard supera en más de 20 veces la del sonido.

Putin presentó este arma en marzo de 2018 durante su discurso sobre el estado de la nación, en lo que muchos interpretaron como el inicio de una nueva carrera armamentista.

Hace un año anunció su último ensayo y reconoció que Moscú comenzó a desarrollar dicha arma en 2003, es decir justo después de que Washington abandonara unilateralmente el tratado de defensa antimisiles.

Esta semana definió el Avangard como "el arma del futuro" y proclamó que "ningún país del mundo tiene armas hipersónicas en general y, menos aún, armas hipersónicas de alcance continental".

Al mismo tiempo, el Kremlin ha reiterado en numerosas ocasiones que el país no amenaza a nadie y que desarrolla su arsenal militar solo con fines defensivos. Según Putin, Rusia está lista para hacer todo lo que esté a su alcance para impulsar el proceso de desarme.


💬Ver 0 comentarios