Columnas de humo saliendo de blancos de ataques de fuerzas turcas dentro de Siria. (AP)

Akcakale, TurquíaTurquía lanzó el miércoles ataques aéreos y disparó con artillería pesada hacia combatientes kurdos en el norte de Siria, luego que soldados estadounidenses se retiraron del área, allanando el camino para un asalto contra fuerzas que desde hace mucho tiempo han sido aliadas de Estados Unidos.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan anunció el comienzo de una campaña, luego que el presidente Donald Trump tomó el domingo la abrupta decisión de retirar a los soldados estadounidenses para permitir la operación.

La decisión de Trump, a la que se han opuesto férreamente políticos de ambos partidos en Estados Unidos, representó un cambio en la política estadounidense que esencialmente abandona a los combatientes kurdo-sirios que eran los únicos aliados estadounidenses dentro de Siria en la guerra contra el grupo extremista Estado Islámico.

Después del inicio de la ofensiva turca, hubo un ambiente de pánico en las calles de Ras al-Ayn, uno de los pueblos bajo ataque con zonas residenciales aledañas a las fronteras. Había vehículos desplazándose, aunque no quedaba claro si estaban saliendo del pueblo o alejándose de las áreas fronterizas. Cerca del pueblo de Qamishli, se vieron columnas de humo levantándose en el área aledaña a la frontera luego que activistas reportaron sonidos de explosión cerca de allí.

Al menos un integrante de las fuerzas dirigida por turcos, conocida como las Fuerzas Democráticas Sirias, murió debido al bombardeo turco, dijeron activistas turcos y un monitor de la guerra en Siria.

La campaña turca, en la que un país miembro de la OTAN está bombardeando una zona donde cientos de soldados estadounidenses están desplegados, fue criticada de inmediato y Europa pidió prudencia.

“Las fuerzas de la coalición no están cerca de los lugares que Turquía ha atacado hasta ahora”, dijo un funcionario con la coalición encabezada por Estados Unidos.

Las fuerzas kurdas han advertido sobre una “catástrofe humanitaria” que podría desatarse debido a la operación militar turca.

“Nuestra misión es evitar la creación de un corredor de terror en nuestra frontera sur, y llevar paz al área”, dijo Erdogan en un tuit.

Erdogan agregó que las Fuerzas Armadas Turcas, junto con los combatientes sirios respaldados por Ankara, conocidos como el Ejército Nacional Sirio, comenzaron la “Operación de Paz Primaveral” en contra de combatientes kurdos para erradicar lo que el mandatario llamó una “amenaza de terror” contra Turquía.

Momentos antes del anuncio de Erdogan, aviones turcos comenzaron a bombardear posiciones de los kurdos sirios en el pueblo de Ras al Ayn, de acuerdo con medios turcos y activistas sirios. El sonido de las explosiones podía escucharse en Turquía.

Una foto divulgada por medios turcos mostró a Erdogan en su escritorio, según se reportó, ordenando el inicio de la operación.

Fue difícil saber qué fue destruido en las primeras horas de la operación.

Mustafa Bali, vocero de las Fuerzas Democráticas Sirias, aseguró que los aviones de guerra de Turquía estaban atacando “áreas civiles” y causando "un pánico enorme” en la región".

Horas antes del inicio de la ofensiva militar, las fuerzas kurdo-sirias emitieron un llamado a una “movilización general”, advirtiendo de una “catástrofe humanitaria”.


💬Ver 0 comentarios