la granada era aproximadamente del tamaño de una papa, pero era alrededor de cinco veces más pesada (semisquare-x3)
La granada era aproximadamente del tamaño de una papa, pero alrededor de cinco veces más pesada. (EFE)

Las historias de objetos de guerra encontrados décadas o hasta siglos después, en lo que en el pasado fueron campos de batallas, no dejan de ser comunes aunque tampoco, cuando suceden, dejan de llamar la atención. Y más aún si el descubrimiento se produce a miles de millas y en un lugar completamente ajeno a lo que pudo haber sido un escenario o campo bélico.

Esto fue lo que sucedió con una granada de mano alemana de la Primera Guerra Mundial, la cual fue descubierta en un cargamento de papas importadas desde Francia con destino a la fábrica de papas fritas Calbee Four Seas Company de Hong Kong

A pesar de que el artefacto explosivo fue neutralizado sin problemas, nadie sabe cómo llegó a ese lugar.

"La granada estaba en un estado inestable ya que fue accionada en su momento, pero no había explotado", declaró a la prensa local el comisario de la Policía de Hong Kong, Wilfred Wong Ho-hon. 

"Toda la información hasta la fecha sugiere que la granada fue importada de Francia junto con las otras papas", agregó Wong.

"¡Exclusivo! Detonamos una granada de mano WW1 hecha en Alemania esta tarde", escribió la Policía de Hong Kong en un tuit, acompañado por un vídeo de la explosión de la granada.

Después de asegurar el área, los oficiales de la Oficina de Disposiciones de Artillería Explosiva de la Policía de Hong Kong detonaron la granada, provocando una explosión con un chorro de agua a alta presión.

El uso de potentes chorros de agua para detonar o incluso destruir bombas a distancia es un método empleado por expertos en demoliciones desde la década de 1990, según publica la revista Live Science. 

Probablemente, la granada fue enterrada en un campo de batalla de la Primera Guerra Mundial que eventualmente se convirtió en una granja de papas. Debido a que el explosivo estaba cubierto de barro y tierra es que no pudo ser identificado como tal y pasó inadvertido entre todas las papas del cargamento.

Con un peso de 900 gramos (casi 2 libras) y un diámetro de poco más de 7 centímetros y medio (3 pulgadas), la granada era aproximadamente del tamaño de una papa, pero era alrededor de cinco veces más pesada, según publica el diario Clarín.

Los historiadores e investigadores aún encuentran restos de la Primera Guerra Mundial, 100 años después de que terminó el conflicto. El mes pasado, un grupo de investigadores encontró los restos de un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial en la costa en el norte de Francia.

Un diario que documentó los horrores de la vida en las trincheras de la Primera Guerra Mundial se subastó en los EE.UU. en el mes de abril del año pasado, dando detalles de algunas de las batallas más famosas de la Primera Guerra Mundial, como Somme, Passchendaele, Cambrai y la quinta batalla de Ypres.

Más de 17 millones de personas, militares y civiles, perdieron la vida en la Primera Guerra Mundial. Estados Unidos, que entró en el conflicto el 6 de abril de 1917, perdió a más de 116,000 miembros del ejército por esta causa.


💬Ver 0 comentarios