Según el ministerio checo de Medio Ambiente, en el país centroeuropeo hay numerosos zoos privados, donde viven 44 leones, 49 pumas, 20 tigres y ocho leopardos. (EFE / Archivo) (horizontal-x3)
Según el ministerio checo de Medio Ambiente, en el país centroeuropeo hay numerosos zoos privados, donde viven 44 leones, 49 pumas, 20 tigres y ocho leopardos. (EFE / Archivo)

Mantener animales salvajes en cautiverio siempre ha sido una tentación para muchas personas. Aunque a veces la conducta de esos animales parece tranquila, no dejan de manifestar, en ocasiones, su lado más salvaje.

La Policía local de una población ubicada al este de República Checa, reportó este martes el fallecimiento de un hombre  luego de ser atacado por un león, de su propiedad.

 Las autoridades dijeron que fueron llamadas al sitio del incidente en Zdechov el martes por la mañana y que al llegar encontraron dos leones en un recinto, junto con el cuerpo de un hombre. 

El cuerpo sin vida de Michal Prasek, de 33 años, fue encontrado por su padre dentro del recinto vallado y, para acceder al cadáver, que estaba desgarrado, la Policía de la comandancia de Brno tuvo que matar al león macho, de nueve años, y también a la leona preñada, de cuatro años, explicó una portavoz de la policía.

Antes de matar a los animales, los agentes buscaron consejo de los expertos del cercano de Zlin, a unos 50 kilómetros (31 millas), que recomendaron abatir a los dos leones.

Prasek construyó este hábitat privado para los dos leones en 2016 y, si bien no tenía autorización de las autoridades, no pudo ser clausurado al no constatarse violencia contra los animales.

Algunos vecinos han declarado a los medios locales que en ocasiones vieron pasear a Prasek por los alrededores de su finca con la leona sujeta de una cuerda.

Policías en la escena donde un león atacó y mató a un hombre de 33 años en la localidad de Zdechov, República Checa. (AP)

En una ocasión, un ciclista de 38 años que pasaba por allí fue arañado por la leona y tuvo que ser atendido en un puesto de socorro, aunque las autoridades archivaron el incidente como un "accidente de tránsito".

Según el ministerio checo de Medio Ambiente, en el país centroeuropeo hay numerosos zoos privados, donde viven 44 leones, 49 pumas, 20 tigres y ocho leopardos.

 La organización de bienestar animal World Animal Protection dijo que el trágico evento es un ejemplo de “por qué los animales salvajes, como los grandes felinos no deben de tenerse como mascotas”.


💬Ver 0 comentarios