Un hombre de origen senegalés y con nacionalidad italiana prendió fuego un autobús escolar. (semisquare-x3)
Un hombre de origen senegalés y con nacionalidad italiana prendió fuego un autobús escolar. (EFE)

Un hombre de origen senegalés y nacionalidad italiana prendió hoy fuego a un autobús escolar tras haber hecho descender a parte los 51 estudiantes que viajaban en él, cuando circulaba por la localidad de San Donato Milanese, en el norte de Italia

El hombre, quien era el conductor del autobús, mantuvo secuestradas a las personas que trasladaba durante una hora mientras manejaba y luego incendió el vehículo tras detenerse frente a un retén policial, dijeron funcionarios.

Al ser detenido, el conductor dijo que estaba protestando por las muertes de migrantes en el Mediterráneo, informó el comandante Luca De Marchis.

De Marchis dijo a la televisora Sky TG24 que el sospechoso, italiano nacido en Senegal de cuarentaitantos años, amenazó a los pasajeros mientras manejaba, diciéndoles que "nadie saldrá vivo".

Según una primera reconstrucción de los hechos citada por algunos medios, el hombre secuestró el autobús con los estudiantes de un colegio de Crema (norte de Italia) y tres acompañantes adultos, y confesó su intención de llevarlos hasta el aeropuerto de Milán-Linate

Fue entonces cuando alguien del interior del autobús, según algunos medios fue un estudiante y según otros fue uno de los adultos, avisó a la Policía, que rápidamente iniciaron la persecución del vehículo. 

En algún momento del trayecto, el hombre (que se nacionalizó italiano en 2004) hizo bajar a parte de los alumnos del autobús en medio de la carretera y comenzó a esparcir gasolina en el vehículo, para después prender fuego con la intención de "vengar a los muertos en el mar" y de suicidarse, según las mismas informaciones. 

Los carabineros explicaron al canal de televisión Sky que en el momento en el que el hombre prendió fuego al autobús la mayor parte de los estudiantes ya habían bajado. 

"Mientras dos agentes mantenían al conductor ocupado, él tomó un encendedor y prendió el vehículo con gasolina que había en una lata dentro del auto. Los otros (policías) abrieron las ventanas traseras a la fuerza", dijo De Marchis.

Una vez consiguieron neutralizar al conductor, rompieron las ventanas y la puerta trasera del autobús para permitir salir a las personas que aún quedaban en el interior, explicó a los medios el fiscal de Milán Francesco Greco

Por su parte, el director general de la Azienda Regionale Emergenza Urgenza que gestiona las emergencias en la región de Lombardía aseguró en declaraciones a Sky que todos los estudiantes y los acompañantes resultaron ilesos, excepto una persona que fue hospitalizada con heridas leves. 

El conductor, quien vive en Cremona, también resultó ileso. El hombre tenía antecedentes por conducir en estado de embriaguez y está siendo investigado por secuestro de personas con el agravante de menores, según las informaciones locales. También se conoció que está casado y tiene dos hijos.


💬Ver 0 comentarios