El crucero de Carnival está atracado en Nagasaki, Japón. (Bloomberg)

Los casos de coronavirus están aumentando entre la tripulación en un crucero sin pasajeros atracado en Nagasaki, Japón, lo que genera alarma entre los funcionarios de salud locales pocos meses después de otro gran brote en sus aguas.

La cantidad de contagios confirmados por COVID-19 en el crucero Costa Atlantica había aumentado a 91 al jueves frente a los 48 de un día antes, informó la prefectura de Nagasaki.

El Costa Atlantica es operado por CSSC Carnival Cruise Shipping, una asociación entre Carnival Corp. y la firma estatal China State Shipbuilding Corp. La entidad china es el propietario mayoritario.

Los casos de coronavirus en altamar obligaron a la industria a suspender nuevos viajes a mediados de marzo. Muchos barcos solo alcanzaron a recorrer la mitad del viaje, lo que llevó a semanas de drama cuando las compañías hicieron lo posible por llevar rápidamente a los pasajeros a puerto.

Incluso ahora, barcos de todo el mundo todavía tienen tripulación a bordo.

El episodio captó la atención del Gobierno de Japón, que ya enfrentó contagios por COVID-19 en el Diamond Princess, de Carnival, que, en un momento, tuvo la mayor concentración de casos coronavirus fuera de China continental.

El ministro de Salud de Japón, Katsunobu Kato, dijo el jueves que toda la tripulación del Costa Atlantica será sometida a prueba.

Desde que se confirmó el primer caso el lunes, las autoridades han estado investigando cómo comenzó el brote, ya que el barco ha estado en el puerto sin pasajeros durante semanas, y se suponía que los miembros de la tripulación no habían abandonado el barco.

Kato dijo que parte de la tripulación aparentemente se bajó del barco en algún momento.


💬Ver 0 comentarios