El sacerdote español Francisco Rafael Gómez-Canoura se descargo contra las feministas calificándolas como una "manada de cerdas". (EFE)

Otro escándalo se ha desatado en el seno de la Iglesia católica y esta vez tiene como protagonista al sacerdote español Francisco Rafael Gómez-Canoura.

Este cura de la localidad de Baio y otras nueve parroquias de Zas (Galicia) es el culpable de generar un revuelo en la sociedad española al publicar ofensivos mensajes en su cuenta personal de Twitter.

Según informa el diario La Voz de Galicia, el religioso escribió en un posteo de la red social: "¿Por qué tengo yo que soportar que una manada de cerdas me diga "o violador es ti" ("el violador eres tú")? Las violadoras son ustedes que intentan forzar nuestras conciencias".

Las fuertes críticas y las respuestas a sus palabras provocaron que el sacerdote recapacitara y minutos más tarde ha rectificado dejando a cero su cuenta, aunque mantiene su mismo perfil.

Asimismo, Gómez-Canoura señaló que "no está bien escrito y da lugar a interpretaciones". Sin embargo, lo que escribió deja lugar a pocas dudas.

El sacerdote también tuiteó sobre la ronda de consultas del rey Felipe VI para la investidura presidencial en España: "Yo soy muy monárquico, más que ninguno de vosotros, mucho más. Pero el Rey es idiota al designar al Dr. Sánchez. Va en su contra".

Además, según reportan los medios locales, calificó de "gilipollas" (estúpidos) a los votantes del BNG (Bloque Nacionalista Galego) después de que su diputado en las Cortes, Néstor Rego, decidiese no acudir al Palacio de La Zarzuela para ser recibido por el monarca en el marco de la ronda de consultas para la investidura: "La diputada del BNG por La Coruña (sic) dice que no se reúne con el Rey porque no es una figura democrática... ¿Los que la habéis votado ya sabéis que sois gilipollas o queréis más explicación?".

Si bien los mensajes se publicaron el pasado 12 de diciembre, recién ahora toman trascendencia debido a que las capturas de los posteos empezaron a circular fuertemente por las redes sociales.

Captura / Twitter

Tras las desafortunadas palabras, el cura reconoció que "algunas cosas fueron mal hechas" y explicó que, "con respecto a un tuit mío que anda por las redes, debo decir que su redacción ha sido en caliente, es inapropiado y desafortunado. Perdón a cuantos se hayan sentido ofendidos, no era mi intención". Añade además que "siempre he estado con la igualdad y en contra de todo tipo de violencia".

Gómez-Canoura nació en Viveiro y fue criado en A Coruña (Galicia). El párroco reconoce que fue el revuelo causado lo que le ha hecho cambiar, pero niega que nadie se haya puesto en contacto con él. Tampoco desde el Arzobispado. En todo caso, reconoce el párroco que la cuenta es suya y que él escribió las opiniones.


💬Ver 0 comentarios