Trabajadores de la compañía nacional de trenes SNCF revisan el lugar del descarrilamiento de un tren TGV de alta velocidad que se dirigía a París, en Ingenheim, en el este de Francia. (AP)

Uno de los elogiados trenes de alta velocidad de Francia se descarriló la mañana del jueves durante un viaje a París, incidente que dejó heridos al conductor y otras 20 personas, indicaron funcionarios.

El conductor, que presenta lesiones serias, logró usar los frenos de emergencia y detener la marcha del tren en el primer descarrilamiento que involucra un tren TGV operado para uso comercial con pasajeros a bordo.

Los trenes de alta velocidad empezaron a operar en 1981. Un accidente fatal que involucró un tren TGV de prueba ocurrió en la misma línea en 2015 antes de su inauguración oficial.

El tren, que trasladaba a 300 pasajeros, se dirigía a la capital francesa proveniente de Colmar, en el este del país, y viajaba a 170 millas por hora cuando salió de las vías.

El descarrilamiento causó un tajo en la punta del tren, que no volcó. Un costado presentó raspaduras y algunas ventanas sufrieron cuarteaduras

La SNCF informó que es la primera vez que un tren TGV operado para uso comercial sufre un descarrilamiento desde que el servicio fue inaugurado en 1981, entre París y la ciudad de Lyon, en el sur de Francia. TGV son las siglas de "Train à Grande Vitesse", o tren de alta velocidad.

El conductor del tren fue trasladado en helicóptero en estado grave.

Pasajeros dijeron a medios franceses que sintieron un golpe antes que el tren desacelerara y se detuviera.

Una investigación determinará si el tren impactó un terraplén que colapsó cerca de las vías.

En noviembre de 2015, un tren TGV de prueba se descarriló en Eckwersheim, en el este de Francia, durante pruebas para una nueva línea. Una persona murió y 42 resultaron lesionadas, en su mayoría empleados de SNCF y pasajeros invitados.


💬Ver 0 comentarios