Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

PUERTO PRINCIPE - Dos soldados de las fuerzas de pacificación de Naciones Unidas en Haití fueron sentenciados a un año en prisión con trabajos forzados después de un inusual juicio que los halló culpables de abuso y explotación sexual, informó el martes una vocera de la organización.

Sylvie Van Den Wildenberg dijo que la ONU fue informada la semana pasada que dos cascos azules paquistaníes fueron condenados por una corte militar paquistaní en la ciudad porteña haitiana de Gonaives. Ningún representante de la ONU o de Haití estuvo en el juicio, dijo la portavoz.

Es la primera vez que soldados de la misión de paz de la ONU en Haití, conocida por su acrónimo en francés Minustah, son enjuiciados en el país.

A las autoridades de la ONU también se les informó que Pakistán intenta compensar a las víctimas, pero no ha determinado la cantidad, dijo Van Den Wildenberg.

Agregó que Pakistán retiró el viernes a sus 150 miembros de la misión de paz de la ONU. No está claro si el país asiático planea reemplazar la unidad.

El caso que involucra a los integrantes de una unidad de Policía en Gonaives comenzó en enero, junto con un caso separado que concierne a autoridades policiales de la ONU en Puerto Príncipe, la capital haitiana. Los soldados fueron retirados de sus deberes mientras están pendientes las investigaciones. Las autoridades de Naciones Unidas no revelaron la nacionalidad de estos soldados.

El juicio sucede meses después de que seis cascos azules uruguayos en Haití fueran acusados de abusar de un joven haitiano. El caso fue referido al sistema judicial de Uruguay.

Los casos han hecho poco por mejorar las relaciones entre la ONU y algunos haitianos que ven la misión como una fuerza de ocupación.