Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El cura italiano Nicola Corradi, en silla de ruedas, y el sacerdote argentino Horacio Corbacho son escoltados afuera de la sala del tribunal tras ser condenados por el abuso sexual de niños sordos. (AP / Marcelo Ruiz)
El cura italiano Nicola Corradi, en silla de ruedas, y el sacerdote argentino Horacio Corbacho son escoltados afuera de la sala del tribunal tras ser condenados por el abuso sexual de niños sordos. (AP / Marcelo Ruiz)

Buenos Aires, Argentina — Las víctimas argentinas de abuso clerical celebran las históricas condenas de cárcel a dos curas por los excesos cometidos contra niños sordos, pero se preguntan si el papa Francisco tomará nota del mensaje de la justicia.

💬Ver comentarios