Soldados ucranianos se sientan encima de un tanque APC durante un entrenamiento de combate en la región de Zaporizhzhia, Ucrania.
Soldados ucranianos se sientan encima de un tanque APC durante un entrenamiento de combate en la región de Zaporizhzhia, Ucrania. (The Associated Press)

Berlín — Tras semanas de indecisión que incrementaron la impaciencia entre los aliados de Alemania, el canciller, Olaf Scholz, anunció este miércoles la decisión de poner a disposición de Ucrania tanques del tipo “Leopard 2″, según comunicó un portavoz del Ejecutivo en Berlín.

La esperada decisión se produjo luego de que funcionarios estadounidenses dijeron que se había alcanzado un acuerdo preliminar para que Washington proporcione tanques M1 Abrams para ayudar a Kiev a hacer retroceder a las fuerzas rusas atrincheradas en su región oriental a casi un año del inicio de la guerra.

“Esta decisión sigue a nuestra línea conocida de apoyar a Ucrania lo mejor que podamos. Actuamos internacionalmente de manera muy coordinada”, agregó el canciller según agregó el portavoz, Steffen Hebestreit.

El objetivo es el de “reunir y enviar rápidamente dos batallones con tanques Leopard 2. Además, Alemania en un primer paso pondrá a disposición 14 ‘Leopard 2A6′ que proceden de las existencias del Ejército federal”, según se añade en el comunicado del Gobierno.

Otros socios europeos trasladarán, por su parte, sus tanques del tipo “Leopard 2″. El entrenamiento de los soldados ucranianos comenzará rápidamente en Alemania. Además de la capacitación, el paquete también incluirá logística, municiones y mantenimiento del sistema, agrega la nota.

El portavoz precisó además que Alemania emitirá los permisos de transferencia correspondientes a los países socios que deseen entregar rápidamente los tanques “Leopard 2″ de sus existencias a Ucrania.

Scholz había insistido en que cualquier iniciativa para abastecer a Ucrania de los potentes Leopard 2debería estar estrechamente coordinada con los aliados de Berlín, sobre todo con Estados Unidos. Al conseguir que Washington comprometa algunos de sus tanques, Alemania espera repartir el riesgo de cualquier respuesta por parte de Rusia.

Los miembros de la coalición tripartita de gobierno de Scholz celebraron la noticia.

“¡El Leopard es libre!”, afirmó la legistadora alemana Katrin Goering-Eckardt, una de las principales voces del partido de los Verdes.

Marie-Agnes Strack-Zimmermann, miembro del Partido Democrático Libre y presidenta del Comité de Defensa parlamentario, apuntó que la noticia era “un alivio para una maltratada y valiente Ucrania”.

“La decisión de aprobar (las peticiones de otros países) y proporcionar los Leopard 2 fue ardua, pero inevitable”, agregó.

Dos partidos más pequeños de la oposición criticaron la medida. La formación de ultraderecha Alternativa para Alemania calificó la decisión de “irresponsable y peligrosa” mientras que La Izquierda, que tiene vínculos históricos con Moscú, advirtió de una posible escalada en el conflicto.

Las últimas encuestas muestran que los votantes alemanes están divididos sobre esta cuestión.

La presión sobre Scholz aumentó esta semana luego de que Polonia solicitó formalmente a Berlín su autorización para el envío de los Leopard 2 que tiene en sus reservas. Otros países europeos también se han mostrado dispuestas a ceder sus carros de combate dentro de una coalición más amplia.

Según el semanario alemán Der Spiegel, Berlín podría aprobar un envío inicial de una compañía de tanques, es decir, 14 vehículos.

Pero el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dejó claro el martes en la noche que esperaba recibir un número mayor de vehículos de combate de sus aliados occidentales.

“No se trata de cinco, diez o quince tanques. La necesidad es mayor”, afirmó.

💬Ver comentarios