El tifón Vongfong podría alcanzar vientos sostenidos de 132 millas por hora. (Joint Typhoon Warning Center)
El tifón Vongfong podría alcanzar vientos sostenidos de 132 millas por hora. (Joint Typhoon Warning Center)

Filipinas se prepara para recibir el posible embate del primer tifón, Vongfong, que se desarrolla en la Cuenca del Pacífico Noroccidental de la temporada ciclónica 2020 y que, al momento, ostenta vientos sostenidos de 120 millas por hora (mph).

De acuerdo al informe más reciente del Centro Conjunto de Tifones de la Marina de los Estados Unidos, el fenómeno atmosférico se encuentra a unas 438 millas al sureste de la capital filipina de Manila. Los pronósticos sostienen que el tifón permanece en una zona idónea para su fortalecimiento gracias a que su entorno atmosférico se encuentra relativamente calmado y porque está rodeado de agua cálida que puede alimentar su expansión y fuerza.

Aunque el tifón mantiene una trayectoria hacia el norte-noreste, los pronósticos colocan al sistema bordeando la costa este de Luzón, y que podría tocar tierra en algunos puntos de su trayecto. De igual manera, se espera que Vongfong toque tierra cerca de la ciudad de Baguio y salga por Aparri. Al momento, los vientos de Vongfong podrían llegar a las 132 mph, lo que lo convertiría en un súper tifón.

Sin embargo, el fenómeno atmosférico permanece relativamente compacto, por lo que los vientos de fuerza de huracán se extienden a unas 28 millas de su centro, mientras que los vientos con fuerza de tormenta tropical llegan hasta 70 millas del ojo.

Pese a ser un sistema compacto, el tifón Vongfong podría depositar hasta 20 pulgadas de lluvia en algunas áreas. El gobierno filipino comenzó a mover poblaciones en riesgo a lugares seguros y refugios, pero manteniendo reglas de distanciamiento social ante la pandemia de COVID-19.