Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Familiares lloran la muerte de la pequeña Layila al-Ghandour, de ocho meses, fallecida por inhalación de gas lacrimógeno en las protestas contra el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén (EFE/Haitham Imad).
Familiares lloran la muerte de la pequeña Layila al-Ghandour, de ocho meses, fallecida por inhalación de gas lacrimógeno en las protestas contra el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén (EFE/Haitham Imad).

Más de 60 muertos. Y entre ellos, seis eran pequeñitos. Una de las víctimas tenía tan solo ocho meses. Su vida junto a la de las demás víctimas fueron arrebatadas como consecuencia de la represión del Ejército israelí contra las protestas palestinas en la frontera entre Gaza e Israel.