Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Sede central de la farmacéutica AstraZeneca en Sidney, Australia.
Sede central de la farmacéutica AstraZeneca en Sidney, Australia. (Agencia EFE)

Londres — Gran Bretaña autorizó este miércoles el uso de emergencia de una segunda vacuna contra el COVID-19, convirtiéndose en el primer país en dar luz verde a una inyección de uso más sencillo y que sus desarrolladores esperan que se convierta en la “vacuna para el mundo”.

💬Ver comentarios