Al tiempo que miles tomaban las calles en Bangkok el 16 de octubre, la Policía los dispersó con cañones de agua. (The New York Times)

Por Richard C. Paddock y Emmett Lindner

BangkokLas manifestaciones en Tailandia que iniciaron como una revuelta estudiantil contra la influencia del Ejército en el salón de clases se han extendido. Las personas exigen la renuncia del Primer Ministro Prayuth Chan-ocha; la reforma de una Constitución que él promovió que llevó al nombramiento de un Senado; y colocar la monarquía bajo el ámbito de la Constitución.

¿Acaso Tailandia está gobernada por un rey o por el Ejército?

Tailandia se estableció como una monarquía constitucional en 1932. Pero las fuerzas armadas han jugado un papel clave en la política, con una docena de golpes de Estado, los más recientes en el 2006 y el 2014.

La monarquía está protegida por una ley que puede imponer una sentencia de hasta 15 años de prisión por criticarla.

¿Quiénes son los actores clave?

Como el jefe de las fuerzas armadas en el 2014, el entonces General Prayuth encabezó un golpe de Estado que derrocó a un gobierno democráticamente electo. Forzó la aprobación de una Constitución nueva en el 2017, debilitando el poder de los partidos en el Parlamento, permitiendo el nombramiento de un Senado y garantizando la influencia militar continua sobre el gobierno.

Un Parlamento recién constituido lo eligió como Primer Ministro en el 2019.

Maha Vajiralongkorn Bodindradebayavarangkun, de 68 años, uno de los hombres más ricos del mundo, ascendió al trono en el 2016. Maha Vajiralongkorn, quien pasa la mayoría del tiempo en Alemania, ha tomado control de los activos de la Corona.

Simpatizantes de la monarquía han salido a las calles para oponerse a los manifestantes estudiantiles, a veces chocando con ellos.

¿Qué exigen los manifestantes?

Piden la renuncia de Prayuth, de 66 años, que la Constitución sea reformada y que el Rey quede bajo la autoridad de la Constitución. También llaman a la disolución del Parlamento.

La monarquía de Tailandia goza de fuertes protecciones bajo leyes que conllevan duras sentencias para críticos del Rey y su familia.

¿Cuáles son los sucesos clave en las protestas?

En septiembre, miles se congregaron en Bangkok en el mitin más socorrido a la fecha.

Posteriormente, un grupo colocó una placa cerca del palacio real que decía, “En este lugar, el pueblo ha expresado su voluntad de que este País le pertenece a la gente y no es propiedad de la monarquía, ya que nos ha engañado”. Poco después, funcionarios retiraron la placa.

Durante una manifestación el 14 de octubre en Bangkok, una limusina que trasladaba a la Reina Suthida Vajiralongkorn Na Ayudhya pasó frente a manifestantes. Algunos gritaron “mis impuestos” y dieron el saludo de tres dedos de “Los Juegos del Hambre” que han adoptado.

Varios fueron arrestados y podrían enfrentar penas severas bajo una ley poco conocida que prohíbe “un acto de violencia contra la libertad de la Reina”. El Gobierno emitió un decreto de emergencia que prohibía las reuniones.

Al tiempo que miles tomaban las calles en Bangkok el 16 de octubre, la Policía los dispersó con cañones de agua. Prayuth revocó el decreto de emergencia el 22 de octubre, tras indicar que Tailandia no se convertiría en “una mejor sociedad mediante el uso de un cañón de agua”.