Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Esta fotografía muestra un letrero de Uber dentro de un automóvil en Palatine, Illinois.
Esta fotografía muestra un letrero de Uber dentro de un automóvil en Palatine, Illinois. (The Associated Press)

Washington — A medida que Uber se introdujo agresivamente en los mercados de todo el mundo, el servicio de transporte cabildeó a los líderes políticos para que relajaran las leyes laborales y de taxis, utilizó un “interruptor de emergencia” para obstaculizar a los reguladores y a las fuerzas policiales, canalizó dinero a través de las Bermudas y otros paraísos fiscales, y sopesó la posibilidad de aprovechar las amenazas de violencia contra sus conductores por parte de otros taxistas como una forma de granjearse la simpatía del público, según un informe publicado el domingo.

💬Ver comentarios