Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El petrolero iraní “Fortune” está anclado en el muelle de la refinería El Palito cerca de Puerto Cabello, Venezuela. (AP)
El petrolero iraní “Fortune” está anclado en el muelle de la refinería El Palito cerca de Puerto Cabello, Venezuela. (AP)

Caracas - Las autoridades venezolanas celebraron este lunes que el primero de los cinco buques cisternas de Irán, cargados de gasolina, atracó en el país para entregar el combustible que tanto necesita Venezuela tras la debacle de su industria petrolera, pese a tener las mayores reservas de petroleó del mundo y que otrora producía más de un millón de barriles de combustible al día.