“No conozco ni el funcionamiento, ni los empleados, ni los trabajos
“No conozco ni el funcionamiento, ni los empleados, ni los trabajos", dijo Dalmau. (Juan Luis Martínez)

A pesar de que opera con fondos públicos, incluyendo $1 millón en contratos por servicios, algunos senadores consultados por El Nuevo Día reconocieron desconocer qué funciones se realizan en la Oficina de Asuntos Gubernamentales, del Senado, esto a pesar de que se trata de una dependencia pagada por fondos públicos y cuyo director, Ángel Figueroa, fue arrestado esta mañana por las autoridades federales.

El Nuevo Día ha reseñado la gran cantidad de políticos derrotados y familiares de políticos contratados en la dependencia, que se supone que sirva de enlace entre la Cámara Alta y las agencias del gobierno. Sólo en renta gasta sobre $400,000.

“No conozco ni el funcionamiento, ni los empleados, ni los trabajos. Es una oficina adscrita a la estructura administrativa del Senado. Yo puedo responder a los asuntos relacionados a mi oficina”, dijo Juan Dalmau Ramírez.

“Naturalmente me preocupa que cualquier empleado del Capitolio sea arrestado por irregularidades o la comisión de delito. Me preocupa grandemente porque no deja de salpicar a todo el cuerpo legislativo… pero quien puede dar explicaciones de esas oficinas administrativas es la presidencia del Senado”, sostuvo al reconocer que no le ha generado suspicacia la operación de la oficina.

“Me concentro en los aspectos relacionados a mi oficina”, dijo.

Preguntado si emplazaría al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, para que ofrezca explicaciones sobre el funcionamiento de la oficina, Dalmau Ramírez se limitó a responder que “no hay mejor desinfectante que la luz del sol”.

“Toda información o transparencia que haya respecto al desempeño de una dependencia u oficina de la Asamblea Legislativa es necesario para que el país tenga mayor confianza en sus instituciones”, sostuvo Dalmau Ramírez. “Ya hay un historial de señalamientos”.

Por su parte, el senador penepé Larry Seilhamer expresó que puede dar fe de los trabajos que se realizan en la instalación de Ponce de la Oficina de Asuntos Gubernamentales.

“Lo que sí sé es la de Ponce. Muchos de los referidos de personas que quieren tener algún contacto conmigo lo hacen a través de la oficina de Ponce”, indicó Seilhamer.

“De la oficina gubernamental de Ponce puedo dar fe que se da un servicio a la ciudadanía”.

“Me parece que cada oficina en la Legislatura o el gobierno tiene que tener una cadena de supervisión. Las oficinas de asuntos gubernamentales no están exentas de eso. Hay que mirar, no quiero especular y tampoco tengo conocimiento director de quienes, y qué labores realizan todos los empleados de la oficina”, señaló Seilhamer.

En el caso de senador Cirilo Tirado, reconoció que desconoce “el funcionamiento o el alcance de la misma”.

“Está dentro del organigrama de presidencia del Senado, por lo tanto, le responde al presidente. Fuera de eso, no sé ni dónde se ubica”, dijo Tirado.

Cuando se le insistió que se trata de una oficina pagada con fondos públicos, Tirado insiste en que le toca al presidente senatorial establecer su funcionamiento y la política pública.

“Claro que me llama la atención… pero como el mismo presidente fue quien solicitó la intervención y que investigaran y que acusaran, pues ahí está”, dijo. “Le toca explicar al país el por qué le arrestaron por segunda ocasión a una figura”, agregó en alusión al exsuperintendente el Capitolio, Eliezer Velázquez.

Tirado emplazó a Rivera Schatz a que ordene una auditoría externa sobre el funcionamiento de la oficina y que “abra los libros”.

“Eso es una falta de control administrativo. Tiene que hacer ajustes en su equipo de trabajo”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios