(GFR Media)

El plan piloto para poner en vigor en Puerto Rico el voto electrónico fue aplazado para que arranque en el 2024, reveló esta tarde el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez.

Anunció que se llegó a un acuerdo entre los cuerpos legislativos para aprobar el comité de conferencia en que se encuentra la medida, posiblemente hoy.

Esa primera fase estaba pautada a iniciar ahora en las elecciones 2020 para personas con impedimentos.

También indicó que se determinó igualmente aplazar, para el 2028, la aplicación del voto electrónico en la elección general. Aseguró, en un aparte con periodistas, que el lenguaje fue acordado con el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien es autor de la medida.

Méndez anunció que también se llegó a un acuerdo sobre el futuro de los empleados de las Junta de Inscripción Permanente (JIP). En la medida se dispuso que el número de estas oficinas bajaría de 144 a 12, las que estarían establecidas por regiones.

Sin entrar en detalles, dijo que se confeccionó un lenguaje para “garantizarle” el empleo a estos funcionarios, quienes son empleados de confianza de los partidos políticos, aunque también cualificarán para moverse de una agencia a otra al amparo de la Ley del Empleador Único.

“De haber cierre de JIP, no habrá despidos de personal”, dijo. “Hay un lenguaje en que estamos de acuerdo Cámara y Senado. Si está hoy mismo, se radica y se aprueba hoy”.


💬Ver 0 comentarios