El gobernador Ricardo Rosselló y la exsecretaria de Educación, Julia Keleher. (GFR Media) (semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló y la exsecretaria de Educación, Julia Keleher. (GFR Media)

Una iniciativa a través de Internet para solicitar la renuncia de la ahora exsecretaria de Educación, Julia Keleher, tenía ayer 33,279 firmas. Otra petición similar al renunciante jefe de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, tenía 11,911.

Ambas iniciativas fueron creadas hace aproximadamente un año y, aunque no tienen peso legal alguno, muestran las pasiones negativas que generaban entre sectores de la población ambos jefes de agencia.

Keleher cerró 422 escuelas públicas, y Pesquera lideró la consolidación de siete agencias de seguridad, lideró los criticados esfuerzos por determinar cuántas personas murieron por el huracán María y enfrentó el ausentismo masivo de policías.

“El gobernador (Ricardo Rosselló Nevares) está renovando su equipo de trabajo para tener una cara más presentable porque tanto Keleher como Pesquera han sido dos figuras controversiales”, dijo el experto en Ciencia Política José Rivera R. González.

En términos operacionales, los departamentos de Educación (DE) y de Seguridad Pública (DSP) no deben tener mayores cambios en sus operaciones, explicó Rivera González. “Las agencias tienen toda una burocracia que es autogenerable y puede sostenerse, aunque no sea efectiva. Hay una cadena de mando que prevalece y la agencia sigue funcionando, aunque no tenga una figura clara frente a ella”, expresó el académico.

“Aquí, hay un esfuerzo electoral para enderezar el barco. Keleher y Pesquera son de las figuras más controvertibles y que más costo político implican para el gobernador. Creo que, en términos electorales, aquí hay un intento para recoger vela y tener un equipo de trabajo presentable en sociedad”, expresó, por su parte, el experto en Administración Pública Mario Negrón Portillo. Resaltó que, en los últimos ciclos electorales, las maquinarias de los partidos tienden a activarse durante este período del cuatrienio.

El analista político Domingo Emmanuelli indicó, por su parte, que este tipo de cambio suele observarse a mitad de cada cuatrienio. Por ejemplo, durante la gobernación de Luis Fortuño Burset, cuando se perfilaba que los asesinatos en Puerto Rico superarían la cifra de 1,000, se procedió a despedir al entonces superintendente de la Policía José Figueroa Sancha.

“(La exgobernadora) Sila (Calderón) cambió a (Juan) Agosto Alicea, que era uno de los funcionarios más respetados, porque no gozaba de la simpatía del electorado”, opinó Emmanuelli.

En el caso de Keleher y Pesquera, los opositores venían de múltiples frentes, algunos internos de las propias agencias.

A inicios de enero, varios gremios dentro del Departamento de Seguridad Pública -como el Sindicato de Policías, el Sindicato de Bomberos Unidos, la organización Paramédicos Unidos de Puerto Rico y el Frente Unido de Policías, entre otros-, celebraron una conferencia de prensa, en la que se solicitó la renuncia de Pesquera. En otras instancias, los gremios dentro del Departamento de Educación hicieron expresiones similares contra Keleher.

La oposición política, entretanto, fue vocal expresando su oposición a los altos salarios que cobraban estos funcionarios. Ambos devengaban alrededor de $250,000 anuales-.

En el caso de Keleher, quien se mantiene como contratista del gobierno, continuará devengando este sueldo precisó ayer Christian Sobrino, director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf).

Organizaciones civiles también mostraron su oposición a la gestión de Pesquera. Por ejemplo, el Colegio de Médicos y Cirujanos fue especialmente crítico con Pesquera y el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, por el manejo de las muertes asociadas con el huracán María. Pesquera era el principal encargado del proceso de revisión de decesos, que solo alcanzó a documentar 64 de los casi 3,000 casos que un propio estudio encomendado por el gobierno estimó como muertes provocadas por el ciclón.

Esta oposición de gremios, políticos y hasta organizaciones de la sociedad civil se vio reflejada en la más reciente encuesta de El Nuevo Día, en la que apenas el 21% de los participantes tuvo una percepción positiva de Pesquera, y un 20% percibió la gestión de Keleher como favorable, calificándola con una nota de A o B.

“Pesquera no es el funcionario más simpático... Keleher tuvo encontronazos con los presidentes de las uniones, la Asociación y la Federación de Maestros y muchas personas porque las decisiones que tomó son antipáticas... Ellos vinieron a hacer un trabajo antipático y lo terminaron, y ahora le dan paso a otra gente”, interpretó Emmanuelli.

Una tesis similar esbozó el expresidente del Senado y exsecretario de Estado Kenneth McClintock. Según McClintock, cuando pase el tiempo y los frutos de los cambios hechos en el DE y el DSP sean cosechados, se valorará la gestión de Pesquera y de Keleher de manera distinta.

“En el caso de Pesquera, creo que la estadística ya habla sola: en Puerto Rico ha habido una reducción en los asesinatos y los delitos Tipo I que, para bien o para mal, son los índices que se usan aquí para medir la ejecución de la Policía... El problema es que no era el mejor comunicador del mundo”, opinó McClintock.

El exlíder senatorial no habló, sin embargo, de la crisis en el manejo de los cadáveres en el Negociado de Ciencias Forenses, de las constantes bajas en el equipo de trabajo de Pesquera ni de la insuficiencia de personal y equipo en el Negociado del Cuerpo deBomberos, entre otros asuntos.

En el caso de Keleher, McClintock indicó que parte de la oposición es injusta y surge del hecho de que la funcionaria es nacida y criada en Estados Unidos.

“Ella fue víctima de xenofobia al principio... Pocas personas podrían gestionar los niveles de cambio que ella procuró”, dijo McClintock.

Pesquera indicó ayer que su salida del DSP responde a su interés de pasar más tiempo con su familia. Keleher, en cambio, estimó que es tiempo para que otra persona tome las riendas y provea continuidad a los cambios implantados durante su período a cargo del sistema público de enseñanza.


💬Ver 0 comentarios